Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Jorge Canta, abogado de CUATRECASAS

El futuro de los Hedge Funds en España

Desde hace ya algún tiempo el ahorrador español viene oyendo hablar de los hedge funds y de la gestión alternativa y de la inminente regulación en nuestro país de esta figura. Tras un largo periodo de gestación del Reglamento de Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) parece que la espera toca a su fin, y que, más vale tarde que nunca, España se pone a la altura de otros países de nuestro entorno en cuanto a la liberalización en la creación de este tipo de productos “made in Spain”.

En efecto, el pasado 15 de julio se hizo público el Proyecto de Reglamento de Instituciones de Inversión Colectiva, que actualmente se encuentra en el trámite de revisión por el Consejo de Estado y que, de acuerdo con la información facilitada por la Dirección General del Tesoro, podría estar aprobado el próximo mes de Octubre.

El legislador, a propuesta del sector, ha optado por cambiar la denominación de instituciones de “alto riesgo” de la anterior versión del Proyecto por la de instituciones de “inversión libre” del actual y así se regulan los llamados “IIC  de Inversión Libre” (Fondos Libres), dirigidos a inversores sofisticados y los “IIC de IIC de Inversión Libre” (Fondos de Fondos libres) dirigidos al público en general.

Los Fondos Libres requieren una inversión mínima de 50.000 euros, umbral relativamente bajo si lo comparamos con los productos italianos – 500.000 euros o franceses o irlandeses-250.000 euros-. En cuanto al número de partícipes en estas instituciones se ha establecido un mínimo de 25 frente a los 100 de las IIC ordinarias y a la imposición de números máximos de otros países (Italia).

Con este umbral de inversión, se podrá acceder a un producto de gestión sin apenas restricciones y con un tratamiento fiscal favorable, circunstancias que lo hacen un producto muy competitivo frente a productos extranjeros similares ofrecidos en el pasado a inversores españoles.

Concretamente, el Fondo Libre se caracteriza por tener libertad total en las decisiones de inversión, siempre que se trate de inversiones en activos financieros, no tener límites de concentración ni de apalancamiento en derivados, y por la posibilidad de financiarse hasta un 500% con capacidad de pignoración. Además sólo tiene que proveer de liquidez trimestral o incluso semestral a los inversores y no tiene límites en el cobro de comisiones.

Con esta nueva figura nos ponemos a la cabeza de Europa en productos de inversión colectiva de gestión alternativa, y dado que eliminan todas las restricciones, parece que se va a permitir que con 50.000 euros cualquier particular pueda acceder, a través de la inversión en un Fondo Libre, a estrategias de gestión sofisticadas o a fondos situados en paraísos fiscales

Desde el punto de vista del inversor particular o retail, y siguiendo la tendencia de otros reguladores europeos, se ha creado un producto con mayores restricciones y que obligatoriamente tiene que constituirse como fondo de fondos. Así, como mínimo el 50% de la inversión debe materializarse en fondos, y se exige el cumplimiento de requisitos de diversificación, dado que cómo máximo se puede invertir un 10% en un único fondo.

Como gran novedad se permite a los Fondos de Fondos Libres invertir en fondos de gestión alternativa siempre y cuando o bien el fondo o la gestora del mismo se encuentren supervisadas en la OCDE. Esto ha supuesto un cambio relevante, respecto al borrador anterior que excluía la posibilidad de invertir en fondos domiciliados en paraísos fiscales. Con la nueva redacción aunque el fondo en el que se invierte se encuentre en una jurisdicción offshore, como por ejemplo las Islas Caimán, donde se concentran la mayoría de los hedge funds, un Fondo de Fondos Libres podrá adquirirlo siempre y cuando su gestora esté supervisada en un país de la OCDE.

Aunque la nueva redacción ha ampliado el abanico de fondos en los que invertir, sin duda, el alcance del término “gestora” en las estructuras más típicas de hedge funds va a dar algún quebradero de cabeza. Hay que tener en cuenta que en las jurisdicciones más relevantes la mayoría de las SICAV no tienen gestora como tal sino que simplemente ceden la gestión de activos a los verdaderos gestores de los hedge, estos si, situados normalmente en Estados Unidos o en el Reino Unido. Por ello, una interpretación restrictiva podría dejar fuera a la mayoría de los hedge funds.

Otros aspectos de la norma, como la obligación del inversor de firmar un documento en el que declare conocer los riesgos de la inversión o los requisitos que debe cumplir la gestora de este tipo de fondos se ha dejado para posterior desarrollo de la CNMV.

Como se podrá apreciar, asistimos a una de las cuestiones  más esperadas en la regulación de mercado de valores, en la que el sector español y especialmente el extranjero están mostrando mayor interés. Sin embargo, el verdadero alcance de la reforma y la apertura al mercado de gestión alternativa únicamente podrá verse con el texto definitivo y con la interpretación que, del mismo, realice el supervisor español.

Cuatrecasas, Gonçalves Pereira

Passeig de Gràcia, 111, 08008, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.cuatrecasas.com

/cuatrecasasgp

@cuatrecasas

932 905 500

932 905 567

Contacta con Cuatrecasas, Gonçalves Pereira