Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Carlos Puig de Travy, Economista-Auditor. Socio Director de Horwath Auditores España. Presidente del Comité de Normas y Procedimientos del REA

El auditor y la credibilidad de los estados financieros

Los casos de Enron, Worldcom, etc. llamaron la atención a un problema creciente, la falta de credibilidad respecto a los datos financieros emitidos por las sociedades cotizadas en Bolsa, no sólo en los EEUU sino en otros países. La International Federation Accountant (IFAC) respondió con una serie de iniciativas, entre las cuales estuvo la de encargar un estudio sobre el restablecimiento de la credibilidad en los estados financieros (cuentas anuales) por parte de los usuarios. El equipo investigador incluía a banqueros, abogados y contadores públicos, aunque sólo uno de estos ejercía de auditor. No obstante, algunos de los puntos que se destacaron y en los que se trabajó tienen una correspondencia bastante directa con los problemas y las medidas implantadas también en España.
Uno de los aspectos más importantes a destacar en relación con a la credibilidad de la información financiera es la ausencia de confianza respecto al proceso de generarla para uso externo, lo cual es un problema tanto en el ámbito nacional como e internacional. Además, para mejorar la credibilidad, es imprescindible que toda una serie de grupos, como la gerencia de empresas, los consejos de administración, auditores, comités y entidades a cargo de la elaboración de las normas de auditoría y de contabilidad, las entidades reguladoras como la CNMV, abogados, bancos de negocios, analistas de inversiones y entidades a cargo de la mención del riesgo de crédito tengan que esforzarse por mejorar la transparencia informativa.

En tercer lugar, existe la necesidad de reconocer la importancia de la integridad en cuanto a personas físicas y a nivel institucional: la falta de integridad ha sido un factor importante en los escándalos financieros de los últimos años. Asimismo, las sociedades han de introducir códigos de ética, la gerencia ha de enfatizar la eficacia de los controles de gestión financiera, se debe reducir los incentivos a la manipulación de la información financiera y finalmente se debe prestar más atención a las amenazas respecto a la independencia del auditor por parte de los auditores y de parte de los órganos de gobierno de las empresas.
Por otro lado los auditores, para mejorar la credibilidad, hemos de ir profundizando y actuando en una serie de temas: nuestra relación principal tendría que ser con el consejo de administración de la empresa auditada y no con la gerencia y deberíamos potenciar los códigos de ética. También debe haber un control más fuerte sobre los servicios ajenos a la auditoría facilitados por el auditor a su cliente y una necesaria rotación del personal clave del equipo de auditoría. Finalmente, tenemos que aumentar la eficacia de la auditoría principalmente a través de prestar más atención a los sistemas de control de calidad, con especial énfasis sobre la calidad de los que entran en la profesión, la adecuación del adiestramiento del auditor ya titulado, la potenciación de los procedimientos de aceptación de clientes por parte de las firmas de auditoría, el fortalecimiento de los procesos de revisión trabajos por un segundo socio (independiente), el estudio sus procedimientos de revisión post-auditoria para introducir mejoras y el fortalecimiento de las normas de auditoría.

Mi opinión es que en la actualidad ya se está avanzando mucho en toda esta serie de temas. Los auditores siempre estamos en primera línea y de hecho somos el colectivo que da casi siempre el primer paso, lo que hace que la sociedad en general deposite la confianza en nosotros y que nosotros respondamos con el compromiso de estar regularmente en un proceso de mejora continua.

Contacta con Horwarth Auditores