Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Boí Taüll Resort, una escapada familiar de ensueño

La tranquilidad y el respeto por el entorno es lo que el visitante podrá encontrar en Boí Taüll Resort, un lugar idílico donde adultos y niños encuentran su lugar y un sinfín de actividades y planes. Un alojamiento de excepción, una exquisita restauración y un amplio catálogo de servicios al alcance de las familias es lo que ofrece Boí Taüll Resort para esta temporada de nieve. Su estación de esquí, una de las más emblemáticas del Pirineo de Lleida, ofrece año tras año una excelente calidad de nieve, gracias a su cota mínima de 2.020 m, su cota máxima, de 2.751, y su gran pendiente.
Cuando somos unos apasionados del esquí, o tan solo unos aficionados a los que les gusta practicarlo de vez en cuando, y pensamos en llevarnos con nosotros a toda la familia, nos surgen varios interrogantes. “A mi mujer no le acaba de convencer el tema y no quiero que se aburra mientras yo esquío”, “A los dos nos encanta esquiar, pero no tenemos paciencia a la hora de enseñar a nuestro hijo” o “El de 2 años todavía es muy pequeño para esquiar pero no queremos dejarle con los abuelos” son varios de los supuestos con los que podemos encontrarnos. Es entonces cuando dar con una oferta completa, encabezada por profesionales preparados para ello, que satisfaga las necesidades de mayores y niños es fundamental, y ahí entra en escena Boí Taüll Resort.

Inesperado, increíble, espacioso

Boí Taüll Resort representa una profunda relación con la naturaleza, un lugar donde no existe la masificación que puede darse en otros valles. El Valle de Boí, donde se ubica, también acoge un valioso conjunto cultural, nueve iglesias románicas del siglo XII y el Parc Nacional d’Aigüestortes.

Alojamiento y restauración de primera

El conjunto ofrece, para empezar, una restauración a la altura de los paladares más exigentes y confortables alojamientos. Las pistas de Boí Taüll Resort disponen de cuatro restaurantes donde el visitante podrá descansar mientras degusta diferentes propuestas gastronómicas.
    Gracias a la diversidad de categorías de sus hoteles, que comprenden desde dos a cuatro estrellas, así como apartamentos de dos llaves, Boí Taüll puede albergar desde parejas que quieren pasar un fin de semana romántico en la nieve hasta escapadas familiares con los más pequeños de la casa, además de grupos de amigos o escolares.

Amplio abanico de servicios


El conjunto que representa tanto el Resort como la estación de esquí de Boí Taüll ofrece actividades deportivas, de ocio y relax. Así mismo, la comodidad de obtener todos los servicios a través de una sola llamada o con un solo click a través de la página web no tiene precio, y es que de esa sencilla manera el cliente podrá desde contratar el alojamiento o el forfait hasta las clases de esquí, pasando por el alquiler del material. Por estar alojados en los hoteles o apartamentos del complejo, los clientes de Boí Taüll podrán desplazarse hasta las pistas con un autobús gratuito que el Resort pone a su alcance.
    La familia al completo también podrá participar en las animaciones para todos los públicos y edades que el complejo organiza cada día, lo que pondrá el broche de oro a una jornada de esquí. Actuaciones y gran variedad de juegos y actividades que el equipo de animación tiene preparadas. Al otro extremo encontramos también propuestas de relax, cuyo principal exponente es el Spa Augusta, situado en el Aparthotel Augusta y que ofrece la posibilidad de disfrutar de más de 1.200 m2 de exclusivas instalaciones que ofrecen relax y bienestar para los cinco sentidos. El Spa Augusta dispone de 13 salas de tratamientos, un elaborado circuito de aguas, centro de belleza y piscina interior.

Y para los peques...

Boí Taüll Resort también piensa en los reyes y reinas de la casa, en su confort y su diversión. Por eso, además de las animaciones diarias -totalmente enfocadas a un público familiar- el Resort pone a su disposición un club infantil gratuito para todos los niños y niñas de 2 a 6 años alojados en él. Ubicado en el Hotel Romànic, ofrece un espacio lúdico-educativo que dispone de piscina de bolas, tobogán interior, cine... Completan el abanico el jardín de nieve, un espacio especialmente diseñado donde los niños a partir de 3 años podrán aprender a esquiar mientras se divierten, y la guardería para niños entre 2 y 3 años, donde los más pequeños, resguardados del frío, juegan y se divierten con otros niños mientras sus padres se dedican a su deporte favorito, el esquí.

Contacta con Boí Taüll Resort