Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a María del Pilar Fernández-Viader, coordinadora del proyecto SIGNLEF y del grupo APRELS de la UB

"Nuestros alumnos se dedican a la investigación no sólo lingüística, sino también educativa, cognitiva y neuronal"

Al reconocerse una lengua de signos es importante darle entidad y, en consecuencia, ubicar en puestos de responsabilidad a personal realmente preparado para comunicarse directamente con los usuarios de la lengua en cuestión. En el ámbito de la Lengua de Signos Catalana, reconocida oficialmente hace algunos años, el Máster Oficial en Comunidad Sorda, Educación y Lengua de Signos del grupo APRELS de la UB y el proyecto SIGNLEF ya han hecho mucho por la labor. Y lo que les queda.
-¿Qué valor añadido les ofrece a sus estudiantes el máster que capitanea?
El conocimiento de una minoría lingüística y cultural casi desconocida , minoritaria y apasionante que posee unos rasgos socioculturales propios y específicos. En consecuencia, también aprenden a comunicarse en la lengua de signos catalana y se preparan para ser investigadores en este ámbito. La mayoría de nuestros estudiantes realizan su tesis doctoral sobre estas líneas de investigación y son muchos los que, desde el principio, se comprometen de manera solidaria y científica con este colectivo.

-¿Cómo pueden intervenir en la calidad de vida de dicho colectivo?
Muchos de nuestros estudiantes se orientan a la educación de las personas sordas y con sordoceguera de todas las edades y al trabajo con las familias. Otros orientan sus funciones a la gestión sociocultural; a la investigación no sólo lingüística, sino también educativa, cognitiva, neuronal; a la eliminación de barreras comunicativas y la intervención psicosocial, entre otras.

-¿Qué hay de la consolidación de la Lengua de Signos Catalana a nivel social y administrativo?
Tras un reconocimiento legal, después la normativa debe ser desarrollada y esto debe llevar un acompañamiento económico y de formación del personal. La comunicación directa entre el personal de administración y los propios usuarios mejorará, indudablemente, la agilidad y calidad de los servicios.

-Se encuentran en el ecuador del proyecto SignLef, que tiene previsto durar hasta diciembre de 2013. ¿Cuáles han sido los principales hitos conseguidos?
Nos hemos coordinado estrechamente con países de la Unión Europea con culturas, lenguas orales y de signos distintas (Austria, Italia y España-Catalunya). Asimismo, hemos elaborado los niveles básicos de referencia para la enseñanza de las lenguas de signos en Europa y hemos planificado los objetivos y contenidos fundamentales para ellos. Estamos finalizando el diseño de estos niveles y elaborando una maqueta referencial para la comunidad científica que se dedica a la  investigación y a la didáctica de las lenguas de signos.

-¿Qué es lo que queda por conseguir todavía?
Ha sido una gran satisfacción que la Unión Europea subvencionara nuestro proyecto por el reconocimiento que ello implica. Más aún si consideramos que en el proyecto una de las lenguas de signos con que trabajamos es la Lengua de Signos Catalana (LSC). Tras finalizar el proyecto esperamos poder ofrecer a nuestra sociedad y a la comunidad científica un modelo de referencia que sirva de guía a cuantos se dedican a enseñar una lengua de signos a personas sordas y a personas oyentes, y también a lingüistas e investigadores de las lenguas de signos. Esperamos que, finalizado el proyecto SignLef, nuestros productos finales sirvan de referencia en los países de la Unión Europea, beneficiando sobre todo a los usuarios de estas lenguas de signos.

Contacta con Aprels