Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Un ingreso extra para nuestros mayores a partir de sus bienes inmuebles

La tercera edad es un segmento de población especialmente susceptible a las variaciones que sufre el sistema de pensiones de nuestro país, actualmente en peligro debido a las altas tasas de paro alcanzadas, según alerta la Comisión Europea. Ante este panorama, cada vez son más las personas mayores que deciden aumentar sus ingresos a partir de sus bienes inmuebles, ya sea con una Hipoteca Inversa o con una Renta Vitalicia Inmobiliaria. Gestió Vitalici Vivenda es, desde 1998, pionera en el sector.
Actualmente, las personas llegan, en la mayoría de los casos, a la edad de jubilación con una salud inmejorable y más ganas de vivir que nunca. Lejos han quedado ya aquellos mayores que se confinaban en casa tras dejar de trabajar y, de hecho, el carácter desenfadado y la inquietud de nuestros mayores se traduce en gimnasios y club sociales repletos de gente mayor, viajes y cruceros para seniors a reventar, cafeterías salpicadas de grupitos de personas mayores merendando mientras conversan distendidamente... En definitiva, un estilo de vida que les mantiene jóvenes en la vejez, que les hace olvidarse de achaques varios y que les hace vivir un merecido descanso de una manera autónoma y feliz.

En este contexto, y para dotarles de un ingreso extra mes a mes que les haga vivir esta segunda juventud con una mayor estabilidad económica, Gestió Vitalici Vivenda pone al alcance de nuestros mayores dos interesantes productos: la innovadora Hipoteca Inversa o la Renta Vitalicia Inmobiliaria.

Principales diferencias

En la Hipoteca Inversa Gestió Vitalici Vivenda cuenta con la colaboración de diferentes entidades financieras, de entre la cuales, la que se ajusta mejor a los requerimientos, concede un crédito al interesado y éste percibe mensualmente una renta de forma temporal o vitalicia. La devolución del crédito corresponderá a los herederos que quieran recuperar la propiedad.

Por su parte, la Renta Vitalicia Inmobiliaria, más orientada a la persona mayor, no permite rescate posterior por parte de los herederos, si bien la renta que consigue el beneficiario es superior.

Además de la edad del contratante, el importe de las rentas obtenidas en estos productos procede muy directamente del valor de los inmuebles, por lo que cabe señalar que en los últimos años ha habido ajustes, derivados de la actual crisis económica, pero esto no quita que estos dos productos sean una forma fácil y segura de proporcionar un ingreso extra a nuestros mayores. Cabe destacar que las personas que contratan estos productos siguen residiendo en su domicilio habitual.

Evolución del sector

Tradicionalmente, en nuestro país parecía obligatorio legar los bienes inmuebles a nuestros herederos. Las propiedades debían conservarse generación tras generación. Sin embargo, ha habido un cambio de mentalidad entre nuestros mayores, que ahora valoran por encima de todo su independencia, su tiempo y su dinero. Ahora, el principal legado que los mayores dejan a sus descendientes es en forma de formación y educación, y no tanto bienes materiales.

Desde Gestió Vitalici Vivenda, afirman haber notado un fuerte incremento de personas interesadas en estos dos productos. Por un lado, encontramos a los interesados en liberarse de una deuda contraída anteriormente, ya que actualmente, con la restricción del crédito, la banca no les ofrece solución o la ofrecida no es de su agrado. Por otro lado, se ha producido un aumento de personas que quieren vender su inmueble, muchas veces para ir a una residencia, y ante las dificultades actuales del mercado acuden a la firma para resolver el problema. 

Contacta con Gestió Vitalici Vivenda