Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Bodegas José L. Ferrer, pasión por el vino

Para muchos mallorquines y no pocos foráneos, las Bodegas José L. Ferrer y Franja Roja, su marca insignia, son sinónimo de prestigio y calidad. El actual reconocimiento no es fruto de la casualidad, sino de la firme apuesta por la calidad y la innovación, sin olvidar jamás las raíces y la tradición de estas bodegas, situadas en la comarca mallorquina de Binissalem.

Año 1931. Pese a que la filoxera ya ha pasado, el vino y las viñas de Mallorca están en absoluta decadencia. Sólo el romanticismo de un joven aventurero como José Luís Ferrer puede explicar la idea que tuvo de poner en marcha una nueva bodega. La Guerra y la posguerra Civil, y posteriormente el boom turístico de los años 60, que inclinó la balanza hacia los vinos peninsulares dejando de lado a los insulares, fueron obstáculos que Ferrer tuvo que sortear para hacer salir airoso el proyecto al que tantos años le había dedicado.
 Hoy, casi 80 años después y a través de tres generaciones que se han ido relevando en el tiempo, la estirpe vinatera de los Ferrer nunca se ha conformado con lo que les aportaba la memoria histórica y la experiencia heredada, por lo que siempre ha buscado enriquecer el legado recibido, desde el abuelo de la saga, José Luís Ferrer Ramonell, hasta los nietos, Sebastián y José Luís Roses, actual director de las bodegas.

Evolución y perfeccionamiento
Pese a mantener la autenticidad de antaño, Bodegas José L. Ferrer ha logrado mejorar en gran medida el resultado final gracias a unas instalaciones avanzadas que combinan lo mejor de las técnicas modernas y las tradicionales y, sobre todo, gracias al hecho de vivir el vino como una pasión que se transmite casi genéticamente, de generación en generación.

Éxitos cosechados
El año 2010 concluirá como uno de los más fructíferos en cuanto a premios y reconocimientos a los caldos elaborados en las Bodegas José L. Ferrer, tanto a nivel nacional como internacional. El mes de septiembre arrancó con la inclusión del Crianza José L. Ferrer 2007 en el espectacular menú que Tomeu Caldentey, del Restaurante Molí d’en Bou, elaboró en el marco del día de Baleares en la Expo de Shangai.
 También durante ese mes, el Crianza 2007 obtuvo la Gran Medalla de Oro en el Certamen Mundusvini 2010 en Alemania, concurso que también reportó dos medallas de Plata para los Veritas Blanc fermentado en barrica 2009 y Reserva José L. Ferrer 2005. El Crianza José L. Ferrer 2007, a su vez, ya había logrado el Baco de Oro 2010 aquí en España. El mes de octubre trajo consigo el reconocimiento a tres vinos de la bodega en los Premios Mezquita. El Veritas fermentado en barrica 2009 y el Veritas Dolç Selección Barrica 2009 consiguieron el premio Mezquita Oro, mientras que el Crianza 2007 logró el Mezquita Plata. El Crianza 2007 se puede adquirir en la cadena de supermercados Bon Preu.  

Contacta con Bodegas José L. Ferrer