Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Escofet Oliver se ha convertido en el cocinero familiar de muchos hogares barceloneses

Los comercios de barrio y mercado no sólo deben mantener la calidad en el servicio y el conocimiento del producto tradicional, sino que también deben competir con tiendas especializadas y cadenas de distribución en lo que a nuevos productos se refiere. Fundada hace más de 50 años, la cadena Cansaladeries i Carns Fresques Escofet Oliver aúna los dos conceptos: por un lado, es fiel a su producto tradicional de calidad, y por el otro, en sus tiendas se pueden encontrar carnes, quesos, embutidos, conservas y otros alimentos de alta calidad, y así hasta 2.000 referencias.
Jaume Escofet, responsable de ventas de Escofet Oliver y el pequeño de una saga de cinco hermanos que trabajan cada día en  la empresa, define sus tiendas como “un espacio donde combinamos la posibilidad de comprar unos buenos embutidos de toda la vida y unas carnes como la de ternera, certificadas con la Q de calidad de la Generalitat, y un comercio donde se pueden encontrar platos cocinados, quesos y conservas de gran calidad”.

En esta combinación tienen un lugar destacado los embutidos que Escofet Oliver elabora en un obrador propio a las afueras de Barcelona. “Nuestros padres nos han transmitido cómo elaborar los embutidos, siempre a partir de las mejores carnes, y continuamos aplicando las recetas artesanas con los métodos de trabajo actuales, lo que nos da un producto excelente.” Junto a los embutidos, encontramos las paletillas, jamones ibéricos y los quesos, donde Escofet reconoce que ha habido un aumento de la demanda porque la gente “ha descubierto que el queso era mucho más que las tres o cuatro referencias clásicas.”  

Productos de primera
En Escofet Oliver las carnes ocupan un lugar destacado, sobre todo la de ternera: “Compramos las terneras en granjas, a las que les hacemos el seguimiento de todo el proceso, y se sacrifican antes de los 12 meses. Sólo así podemos garantizar la máxima calidad de nuestra carne, mucho más gustosa y fibrada”, explica Escofet. Junto al vacuno, Escofet Oliver también vende pollo, cordero y cabrito de los mejores criadores.
   
En Escofet Oliver han desarrollado una web en la que se pueden realizar pedidos, que también completa los dos conceptos anteriores con la venta de platos cocinados. Tal como señala Jaume Escofet, “contamos con un equipo de cinco cocineros que cada día elaboran platos tradicionales de cocina catalana y también de temporada. Es una demanda que va creciendo y fortalece más nuestro servicio al cliente tradicional, e incluso nos permite ir hacia nuevos públicos”.  En cuanto al cliente, Escofet es claro: “Para nosotros el cliente siempre es lo primero. Por eso, damos el mejor servicio, con iniciativas que buscan su satisfacción, como la personalización de cada tienda con espacios especiales según sus necesidades.”
   
Embutidos, quesos, jamones y carnes de primera calidad. Nuevas referencias, especialmente conservas y quesos. Productos para nuevos hábitos como los platos cocinados y un servicio excelente pensado en orientar y satisfacer al cliente, que es fiel durante años, es el modelo de éxito de esta cadena de charcuterías y carnicerías. Además, Escofet Oliver piensa reabrir un par de tiendas en los mercados del Ninot y Sant Antoni,  que ahora se están remodelando, y esperan abrir dos tiendas más en el centro de Barcelona a lo largo de 2011.” 
Escofet Oliver

C. Les Planes, 1, 08970, Sant Joan Despí, Barcelona, Catalunya, España

www.carnescofetacasa.com

www.escofetoliver.com

/pages/Escofet-Oliver/250745131644479

@EscofetOliver

934 774 317

Contacta con Escofet Oliver