Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Pere Puigdomènech, Director del Centre de Recerca en Agrigenòmica

"Mediante la genética podemos mejorar la calidad y productividad de plantas y animales"

El Centre de Recerca en Agrigenòmica (CRAG) nace de un consorcio formado por la Administración Central, a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Administración Autonómica, por medio del IRTA (Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). En este momento se está finalizando la construcción del nuevo edificio que albergará el CRAG, ubicado en Bellaterra y dotado de las últimas tecnologías para poder desarrollar nuevas técnicas genéticas que permitan entender el funcionamiento de plantas y animales de granja, tal como nos explica su director, Pere Puigdomènech.
Cuáles son los objetivos que se marca un centro de investigación en la genética de las plantas y los animales de granja?
Principalmente nos marcamos dos objetivos: primero, conocer las bases moleculares de los caracteres importantes para la agricultura y la alimentación, aquello que nos permite tener una agricultura de calidad y en cantidad suficiente, y segundo, desarrollar nuevas técnicas genéticas que nos ayuden a tener plantas y razas de animales más adaptados a nuestras necesidades. Mediante las técnicas genéticas podemos mejorar la calidad y productividad de plantas y animales.

¿Puede darnos ejemplos de los resultados de los trabajos de investigación?
En cuanto a investigación básica, estamos teniendo resultados, por ejemplo, en los estudios para saber qué plantas que son más resistentes a enfermedades causadas por virus, o qué otras resisten mejor determinadas condiciones medioambientales, como la falta de agua. En lo que respecta a investigación aplicada también tenemos un proyecto para secuenciar el genoma completo del melón, en el que se trata de encontrar variedades de mayores cualidades y mejores resistencias. En cuanto a los estudios con animales hemos trabajado comparando las razas ibéricas con las que se utilizan en otros tipos de alimentos.

¿En qué áreas trabaja el CRAG?
El CRAG  trabaja en tres áreas: la investigación básica, la aplicada y también la docencia, a través de la participación en estudios de tercer ciclo y másters.

¿Cuál es la aportación del CRAG a la industria agroalimentaria?
Por un lado, colaboramos con empresas de semillas, a las cuales proporcionamos marcadores moleculares, que son sistemas que les permiten acelerar sus programas de mejora y tener plantas y animales más adaptados a las necesidades del mercado y por otro,  también ofrecemos servicios como el de detección de productos modificados genéticamente.

¿Cuáles son los peligros de los alimentos modificados genéticamente para el consumo humano?
Nosotros participamos en las instancias que se han formado para asegurar que cualquier planta modificada genéticamente pase todos los controles adecuados y siga los criterios que marca la legislación vigente. Hasta ahora nuestro centro ha desarrollado métodos para ello y para controlar su presencia en cualquier alimento. 

Contacta con Centre de Recerca en Agrigenòmica