Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Gabriel Alarcón, director de la División de SENER INGENIERÍA Y SISTEMAS en Catalunya

"Trabajar en distintos sectores de la ingeniería nos ha convertido en líderes en innovación"

La empresa multidisciplinar SENER actúa en cuatro ámbitos de la ingeniería y sus soluciones tienen aplicación en sectores diversos

La transferencia de aplicaciones tecnológicas se erige como modelo necesario para que la ingeniería tradicional se abra paso en el mundo, pueda internacionalizarse. Aplicar, por ejemplo, la tecnología de la aeronáutica a las líneas de ferrocarril de alta velocidad es algo frecuente en la española SENER. De carácter único en España por su multidisciplinariedad, cuenta con cuatro áreas de negocio: Ingeniería Civil y Arquitectura, Energía y Procesos, Aeroespacial y Naval. Su presencia en el campo civil es especialmente importante, lo que le permite exportar sus aplicaciones a todo el mundo. En la Península ha trabajado en el metro de Madrid, el de Bilbao, en el metro de Oporto, Lisboa y ahora en la línea 9 del metro de Barcelona, que será la primera línea totalmente automática de Europa.
¿En qué áreas trabaja SENER?
Además de la consultora en ingeniería multidisciplinar, con sus cuatro Áreas de Negocio, SENER Grupo de Ingeniería participa en compañías del sector industrial, energético,  medio ambiental y aeroespacial. El objetivo básico es la explotación comercial de innovaciones tecnológicas que aparecen como consecuencia de desarrollos propios. De este modo, el Área de Negocio Aeroespacial está presente en consorcios como Industria de Turbopropulsores ITP, así como Hisdesat, Galileo Sistemas y Servicios y Orbital Services Satellites. Por otra parte, el Área de Energía y Medio Ambiente  promueve proyectos en los que SENER participa accionarialmente mediante la aportación de tecnologías propias, tanto en el campo de  las energías renovables como en el de la valorización energética de residuos, como Zabalgarbi, TRACJUSA, Valpuren Comatur, Valpuren Bañuelo y Torresol Energy.

    -¿Es propio en España que una compañía del sector abarque tantos ámbitos?
No, somos la rara avis de la ingeniería. En España hay ingenierías en el sector industrial y civil, y alguna otra muy centrada en el aeronáutico y espacial. Sin embargo, una compañía que integre disciplinas tan diversas como SENER es muy poco común, incluso me atrevo a decir que en todo el mundo.

    -¿Qué ventajas supone tener un modelo de negocio multidisciplinar?
Básicamente dos: por un lado, la diversificación en disciplinas diferentes permite disminuir los riesgos derivados de la concentración de negocio. En la situación actual de crisis financiera global, esta circunstancia ha permitido a SENER seguir creciendo, pues es difícil que todos los sectores presenten el mismo grado de contracción de manera simultánea. Por otro lado, la presencia en diferentes áreas de negocio permite un continuo intercambio de ideas y tecnologías que es esencial para el mantenimiento de una empresa innovadora. La innovación es parte sustancial del  ‘ADN’ de SENER, es un componente esencial de sus proyectos y uno de los tres valores fundacionales de la compañía. En este sentido, el progreso tecnológico se beneficia enormemente del carácter multidisciplinar, por cuanto el mantenimiento de actividad en todos los campos de la ingeniería facilita la transferencia de conocimiento entre especialistas.

    -¿Nos puede dar algún ejemplo de ello?
Hay muchos, entre ellos el proyecto Aurígidas, con el que se han obtenido explicaciones satisfactorias para el fenómeno del vuelo de balasto en las líneas de alta velocidad gracias a la colaboración entre la División Aeroespacial y la de Ingeniería Civil. O la transferencia de conocimientos relacionados con seguridad pasiva en automoción en trenes y aviones (códigos de simulación, tecnología, materiales, etc.). También el desarrollo de tecnologías en materiales compuestos en aeronáutica, que tienen aplicación en automoción y ferrocarriles... Todos ellos son ejemplos de innovación de SENER gracias a la transferencia de conocimiento entre distintas disciplinas de la ingeniería.

    -De todos estos ámbitos, ¿cuál es el que tiene más peso a día de hoy?
En SENER las unidades de negocio de mayor peso son la Ingeniería de Energía y Procesos y la Ingeniería Civil. En la primera, el esfuerzo se está concentrando en las energías renovables, especialmente en la energía termosolar. SENER desarrolla su propia tecnología y promueve plantas termosolares tanto de colectores cilindro-parabólicos como de torre central y campo de heliostatos. SENER ha patentado numerosas innovaciones en este campo, como el sistema de almacenamiento en sales fundidas, que permite a las plantas generar electricidad en ausencia de insolación, tanto por la noche como en periodos de baja radiación solar, con lo que garantiza el suministro continuo de electricidad, superando las intermitencias, uno de los puntos débiles de algunas tecnologías renovables. También es reseñable el mecanismo de seguimiento de alta precisión para heliostatos, fruto de la aplicación de tecnología espacial en plantas solares, que permite dirigir el reflejo solar de los espejos al receptor situado en lo alto de una torre, aún en condiciones de fuerte viento, vibraciones, etc.
    En el sector civil, la prioridad en los países de nuestro entorno económico se centra cada vez más en el ferrocarril en todas sus manifestaciones: alta velocidad, metros y tranvías, servicios convencionales de cercanías o medio recorrido, y transporte de mercancías. La razón fundamental de la concentración de la inversión en torno a este medio de transporte se encuentra en la saturación que presentan los modos alternativos y en la necesidad cada más acuciante de cubrir las necesidades de movilidad por medios no contaminantes. SENER se encuentra perfectamente preparada para responder a esta demanda por su muy amplia experiencia, acumulada a lo largo de los últimos veinte años, en proyectos ferroviarios de diversa índole, desde metros en grandes ciudades, como Bilbao, Lisboa, Oporto, Madrid, Barcelona o Bogotá; líneas de Alta Velocidad tanto en España como internacionales, como la línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa; o el proyecto de las estaciones de Valencia, Burgos o La Sagrera (Barcelona). Algo semejante tiene lugar en el sector aeroportuario, en el que SENER ha tenido presencia activa en los últimos veinte años, tanto en España como en el exterior.

    -¿Cómo se financian todos estos proyectos?
Muchos de ellos se realizan conjuntamente con nuestros clientes; otros los ejecutamos mediante subvención de instituciones europeas o españolas, como el CENIT; otros son producto de la colaboración con distintas comunidades autónomas, y, finalmente, otros los financiamos internamente: tenemos un departamento de I+D al que dedicamos el 10% de los recursos.

    -¿Hacia dónde se dirige la ingeniería en cuanto a la innovación?
La ingeniería española tiene el reto de internacionalizarse progresivamente, especialmente en el sector civil. SENER centra gran parte de este esfuerzo en proyectos de innovación en el campo ferroviario, como el CATdBTren, que pretende reducir el exceso de vibraciones y de ruido generado por las circulaciones ferroviarias en entorno urbano, financiado en parte por Acc1ó, o un sistema, que ya se está instalando en las líneas de alta velocidad, que detecta rachas de vientos laterales y protege al tren de sus consecuencias. También disponemos, por ejemplo, de un sistema propio de simulación de la circulación que permite, entre otras cosas, el cálculo de la energía que debe suministrarse al tren.

    -¿Y en cuanto a la energía y la sostenibilidad?
Desde luego, el reto es que las energías renovables puedan ser utilizadas el mayor número de horas posible y evitar los combustibles fósiles. Por otro lado, hay que conseguir que los precios de generación de las energías renovables disminuyan hasta ser competitivos con la energía tradicional. Aún necesitan las subvenciones públicas, pero cada vez menos. El objetivo es lograr la subvención cero. 

_____________________
SENER en cifras
SENER Grupo de Ingeniería cuenta con 5.700 trabajadores y su volumen de facturación en 2009 fue de 1.000 millones de euros. SENER Ingeniería y Sistemas, con 2.500 trabajadores, facturó 480 millones de euros. La empresa está presente tanto en España (Bilbao, Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia) como en el extranjero (Argelia, Argentina, EE.UU., Emiratos Árabes Unidos, Japón, México, Polonia y Portugal).

Contacta con Sener