Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Raimon Bartra Colomé, Presidente de CONSULTOR DE INGENIERÍA CIVIL (CICSA)

"La ingeniería civil está soportando un bajón de contratación mucho más llevadero"

La fecha de inicio de la recuperación del sector de la construcción es desconocida; en el sector de la edificación, esta fecha parece lejana y en el sector de la ingeniería civil podemos ser un poco menos pesimistas. CICSA, siglas que corresponden a Consultor de Ingeniería Civil, y una de las principales compañías del sector en Catalunya, está planificando las actividades empresariales para los próximos tres años con un nivel de inversión pública similar a la de los años 2009 y 2010. Su actividad va directamente ligada a la inversión y al crecimiento del PIB. Si bien antes crecía a un 5 o 6%, ahora no se espera llegar al 2% hasta 2012.
¿Cuál es el nivel de dotación de recursos en Catalunya para la investigación en el sector de las ingenierías? ¿Se puede equiparar al nivel europeo?
Catalunya destina el 1,27% del PIB para I+D. Realmente no somos un país puntero en este aspecto. No obstante se intuyen cambios de actitud que a medio plazo significarán un aumento de la inversión destinada a la investigación. Como ejemplo citamos que en los concursos públicos para la adjudicación de contratos de ingeniería cada vez se valoran más los activos que las empresas dedican a I+D. Consideramos que en nuestro sector resulta fundamental la colaboración con la Universidad. También pensamos que actualmente esta relación no es fluida y debe mejorar.

    -¿Cuál está siendo la labor de la Administración en la activación de los sectores más afectados por la crisis y que pueden derivar en la falta de proyectos de ingeniería?
Los esfuerzos de las administraciones son patentes, pero chocan con el necesario ajuste de los presupuestos, tanto estatales como autonómicos y municipales, derivados de la disminución de ingresos debidos a la menor actividad económica general. Las situaciones de crisis llegan de manera rápida, desencadenadas por hechos puntuales, sobre todo después de un periodo de crecimiento muy intenso, poco consolidado y demasiado largo. Para que un sector tenga un desarrollo firme debe haber x años de vacas gordas y otros x años de vacas de flacas. Además este ciclo resulta muy conveniente dado que provoca una selección natural de las empresas, sólo resisten las realmente preparadas y obligan a la mejora de los métodos y su tecnificación. Por el contrario, las salidas de las situaciones de crisis son lentas. Al respecto hay que destacar que la ingeniería civil, más conocida como obra pública y, por tanto, estrechamente ligada a las administraciones, está soportando un bajón de contratación mucho más llevadero que el de la edificación, mayoritariamente privada.

    -¿En qué está trabajando actualmente CICSA y cuáles son sus planes de futuro?
Nuestra sociedad en el año 2009 ha mantenido el nivel de ventas del 2008 y espera que el 2010 depare resultados similares. Además ha aumentado ligeramente el nivel de empleo, de lo cual nos congratulamos. No obstante el nivel de contratación ha disminuido. Para combatir este dato negativo hemos optado por la diversificación y la salida al exterior. La ingeniería civil española y por ende la catalana, tanto en construcción como en consultoría, ha crecido mucho y para sobrevivir no hay más remedio que exportar. Así lo han entendido las constructoras y también las empresas consultoras. En este aspecto hay que destacar que el sector de la consultoría está formado por empresas de tamaño medio y pequeño y para este aterrizaje en el exterior precisan el apoyo institucional.  

Contacta con Cicsa