Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Farmacias: el servicio al paciente como valor añadido

Los farmacéuticos amplían su perfil asistencial y potencian su papel en la prevención de la enfermedad

En la actualidad hay más de 1.000 farmacéuticos en Barcelona realizando el seguimiento farmacoterapéutico a pacientes ancianos y polimedicados a través de sistemas personalizados de dosificación (SPD®). Se trata de uno de los servicios adicionales orientados al paciente que están ofreciendo hoy en día las farmacias. Paralelamente, en estos momentos se están desarrollando dos proyectos de detección precoz de enfermedades en los que participa activamente el colectivo, relacionados con el cáncer de colon y recto y la infección por VIH, y avalados por la Administración. Son ejemplos de una tendencia, la de una farmacia cada vez más dirigida al paciente, con un marcado carácter asistencial, y que está potenciando su papel en la prevención de enfermedades.

Algunos de los servicios adicionales que ya están ofreciendo las farmacias barcelonesas están ligados al uso de los medicamentos, como, por ejemplo, los diseñados para facilitar el cumplimiento de los tratamientos. Más de 900 farmacias ofrecen a los usuarios más mayores y polimedicados sistemas personalizados de dosificación (SPD) que les facilitan tomarse correctamente todos los fármacos, seguir el tratamiento y evitar errores de medicación que pueden ocasionarles nuevos problemas de salud. Otros están directamente relacionados con la prevención de la enfermedad. Es el caso de los programas de deshabituación tabáquica, para los que se han acreditado más de 80 farmacéuticos, a los que pueden acogerse los que quieran dejar de fumar, disminuyendo así las posibilidades de desarrollar un cáncer de pulmón o cualquier otra patología relacionada con el consumo de tabaco.
    Por otra parte, existen farmacias especializadas en programas de prevención de riesgos, como las incluidas en el programa de intercambio de jeringas, o el de mantenimiento con metadona, que ponen de manifiesto además el compromiso social con algunos de los colectivos más débiles.

Prevención
En el ámbito de la prevención, las farmacias de Barcelona están inmersas en dos proyectos pioneros en España y en Europa, encaminados a la detección precoz de enfermedades, por un lado, del cáncer de colon y recto -el primer cáncer en incidencia en hombres y mujeres- y, por otro, de la infección por VIH –cuyo diagnóstico precoz es clave además para evitar su propagación-. En ambos proyectos, el farmacéutico es el profesional sanitario que establece el contacto directo con el usuario, tiene un papel clave a la hora de concienciar sobre la importancia de un diagnóstico precoz, facilitar el acceso a las pruebas rápidas que lo permiten, y propiciar su posterior derivación a un médico en caso necesario. Hoy en día existen suficientes evidencias para reconocer el importante papel que puede jugar el farmacéutico en la gestión de la salud de los ciudadanos y lo que puede suponer como valor añadido a la eficiencia del sistema nacional de salud, y tanto desde las Administraciones como desde sociedades científicas y medios de comunicación referencia en sanidad, se ha reconocido la trascendencia de estas iniciativas.

Profesionales sanitarios
La sólida preparación de los farmacéuticos los capacita para proporcionar nuevos servicios que contribuyen a mejorar la salud del ciudadano, y, de hecho, los profesionales que ofrecen estos servicios reciben formación específica adicional para implantarlos en la farmacia. Podemos conocer las farmacias acreditadas para cada uno de ellos a través de la página web farmaceuticonline.com, en el apartado de farmacias y servicios adicionales. El desarrollo de la atención farmacéutica es una pieza clave para seguir evolucionando en esta dirección, por ello, desde el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, se trabaja en la elaboración de estudios sobre cómo mejorar la salud de determinados pacientes gracias a la intervención del farmacéutico y en colaboración con otros profesionales sanitarios, como los médicos de atención primaria o los especialistas –es el caso de Psoriafarm y Pressfarm-. Esta colaboración se ha demostrado fundamental a la hora de obtener mejores resultados para el enfermo, algo que reafirma la conveniencia de que la farmacia sea un agente cada vez más activo de la cadena sanitaria.


_____________________
Las cifras
• Más de 1.000 farmacias en Barcelona ofrecen servicios adicionales dirigidos al paciente

• 923 farmacias ayudan a más de 10.000 pacientes polimedicados a seguir correctamente los tratamientos a través de sistemas personalizados de dosificación (SPD®)

• 67 farmacias ofrecen el servicio de deshabituación tabáquica

• Más de 300 farmacéuticos participan en programas de prevención de riesgos a través de programas de intercambio de jeringas y de mantenimiento con metadona

• 36 farmacias han participado en la prueba piloto para la detección del VIH realizando 1.153 tests rápidos en seis meses 

Contacta con Col·legi de Farmacèutics de Barcelona