Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Raquel de Diego Picó, Redacción

Editorial

Arrojar un poco de luz a los acontecimientos económicos actuales es un motivo de alivio para todos aquellos que publican en prensa, pues aunque pueda parecer incongruente un título como Calidad de Vida para un monográfico de un periódico actual,  su intención está basada en hechos coherentes. Y necesarios. Nada más lejos que situar al lector fuera de la realidad. Explicamos: muchas campañas de marketing han echado mano del nuevo lenguaje derivado de la situación económica actual (léase todos los neologismos surgidos tras la crisis y que han conformado una nueva narrativa social) para ser, en definitiva, lo que las define: una moda, un estar aquí y ahora a lo largo del tiempo. No hay lugar aquí para defender o criticar estos postulados, pero sí para sostener que, siendo conscientes del alcance del lenguaje, de ese remanente imperceptible que va calando en el subconsciente colectivo, es de recibo ser más rigurosos que nunca.

La Calidad de Vida es un concepto que apela a la realidad de las sociedades en todos sus sentidos, a cómo éstas se preparan mejorando sus servicios para ofrecer a las personas una excelencia en sus vidas y también apela a la respuesta de la comunidad en su grado de satisfacción. Y es por ello que precisamente ahora es cuando la calidad de vida debe buscarse más, debe autoproclamarse. Este especial quiere dar cuenta de estos servicios y productos pensados para el ahorro y para la mejora global de la vida: un apartado de salud que explica los avances tecnológicos en las áreas del diagnóstico y los tratamientos; otro de alimentación, con novedades en productos y campañas realizadas; un apartado sobre el turismo de proximidad, de las fiestas populares que comienzan por estas mismas fechas, que son alternativas lúdicas para todo tipo de público y a coste mínimo, y por último un apartado de calidad de vida infantil, donde pediatras y profesionales dan consejos en las áreas de la salud, del ocio y del desarrollo humano, como es la lectura; así como consejos para la estación estival, con el fin de orientar a la familia en el aprovechamiento del tiempo en común, señalar la necesidad de estrechar lazos.

Presentar un monográfico con todas estas cuestiones para la mejora global de la calidad de la vida es algo que, como se decía al principio, satisface a todos aquellos que han hecho un esfuerzo por buscarlas y, sobre todo, es un privilegio poder ofrecerlas a los lectores.