Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Ana Alonso Martín, delegada en Barcelona del Instituto de Estudios Fiscales

"El IEF está analizando las necesidades presupuestarias requeridas por la situación de crisis actual"

Las medidas del gobierno en materia de gasto público están siendo apoyadas por el IEF, que opera como centro de investigación de finanzas públicas, desde 1960, y es el encargado de la formación constante de funcionarios del Ministerio de Economía y Hacienda. La Escuela de Hacienda Pública se creó en 1985 y se integró funcional y jerárquicamente en el IEF. Dos años después, en 1987, fueron creados los Centros Regionales o Delegaciones. Además de la sede central en Madrid y la Delegación de Barcelona, hay otras tres Delegaciones en Valencia, Coruña y Sevilla.
-¿Cuáles son los objetivos de carácter institucional fundamentales del I.E.F?
El IEF se estructura en dos ramas que definen dos objetivos principales: investigación y formación. Por un lado el IEF es un centro de investigación en las materias relacionadas con las finanzas públicas y tiene expresamente atribuidas por su Estatuto determinadas funciones vinculadas a este perfil. Por otro lado, la Escuela de Hacienda Pública (incardinada en el IEF) se encarga de la formación de funcionarios y otro personal, incluyendo las técnicas de administración y gestión financiera y tributaria, de presupuestación y gasto público. Además, organiza y lleva a cabo los procesos de selección de varios cuerpos de funcionarios del MEH, y desarrolla la formación posterior de los mismos. 

-Háblenos de los cursos y seminarios que llevan a cabo. ¿A quiénes van dirigidos?
Nuestros alumnos habituales son funcionarios del MEH que ejercen competencias de carácter técnico. Sus trabajos exigen conocer y aplicar normas de gran complejidad y tremendamente cambiantes. También se ofrece formación a otros ministerios y otras dependencias tanto de la Administración Central como de las Administraciones Autonómica y Local y formación en Latinoamérica, a través de cooperación con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

-¿En qué proyectos está el I.E.F en estos momentos?
Se están llevando a cabo las actividades habituales de formación y se está comenzando a desarrollar un proyecto de apertura a la sociedad de dichas actividades. La idea básica de este proyecto consiste en hacer accesibles algunos de los cursos que se ofrecen a los funcionarios de las diversas administraciones a las personas interesadas con independencia de su condición de pertenecer a la administración o no.

-La misión fundamental del I.E.F es la de detectar y reflexionar acerca de las necesidades tanto de la Hacienda Pública como de la sociedad civil. En estos momentos críticos, ¿cuáles son los principales escollos y, en consecuencia, las conclusiones a las que han llegado?
Existen numerosos temas sobre los que reflexionar en estos momentos de crisis. El gobierno tiene dos objetivos fundamentales que son atender a los más necesitados y gastar o invertir cada euro con el máximo de eficiencia. Estos dos objetivos casan perfectamente con las misiones del IEF. Estamos, por tanto, en estos momentos reflexionando sobre las necesidades presupuestarias que la nueva situación requiere y sobre la mejor forma de utilizar el presupuesto público, con especial énfasis en la forma en que se puede llevar a cabo el control del gasto afectando lo menos posible el bienestar de los españoles. Dada la especial virulencia con la que la crisis nos ha afectado, todavía no hemos llegado a conclusiones concretas en estos asuntos.  

Contacta con Instituto de Estudios Fiscales