Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Alain Laparra y Ana María Pelayo, director general y consultora asociada, de AL1 CONSULTING GROUP

"El Head Hunting también es vital para las pymes"

AL1 es capaz de cazar talentos y reflotar la productividad de las organizaciones

El mayor activo y el verdadero potencial de una empresa es su equipo humano y su capacidad para ampliar y fidelizar sus clientes. A esta tarea se dedica AL1 Consulting Group, con sede en Barcelona desde 2001 . AL1 fue creada en París en 1982 por responsables comerciales y de recursos humanos de Rank Xerox e IBM, siendo uno de los grandes “Head Hunter” y formadores comerciales para las empresas dedicadas a la alta tecnología. Con la apertura de su filial en USA en 1985 y la realización de varios grandes proyectos internacionales, en el Caribe y Latinoamérica, AL1 ha desarrollado un “know how” específico de acompañamiento operativo para pymes en proyectos de internacionalización. Presente hoy en Europa, America y Asia, con una total implicación operativa en los proyectos de sus clientes, AL1 integra, según las necesidades, actividades de “head hunting”, internacionalización, formación y “coaching” directivo y de equipos. Desde 2003 AL1 es partner de la BNP-Paribas “Trade Development”, para España y América Latina.

Que el talento es un activo lo saben desde hace mucho en EE.UU. pero ¿y en nuestro país?
A.L.: Las empresas catalanas saben que un mal reclutamiento puede hundir una empresa y que al contrario el “talento” es un activo imprescindible, particularmente en periodos difíciles, donde hay que ser más creativos, pragmáticos y resistentes a la presión. El “talento” genera dinamismo y motivación, abre perspectivas, impulsa las decisiones, gestiona el riesgo calculado y sabe aprovechar las oportunidades que acompañan a las crisis. Las grandes corporaciones incorporan estructuralmente el “Head Hunting”, pero es para las pymes para quien resulta vital. Hoy nuestros principales clientes son pymes internacionales. “Talentos” hay muchos, pero el “talento” que exige la pyme es el que mezcla profesionalidad, visión y operatividad, y sobre todo adaptabilidad y honestidad para “encajar” en la cultura de la empresa e integrarse de forma proactiva y consistente al equipo directivo ya existente. ¡Eso es lo difícil!, logarlo pasa por el conocimiento y la implicación del “head hunter” con su cliente y por el seguimiento personalizado del proceso de integración. Escoger lo que será la terna finalista para presentar a la empresa implica fuentes profesionales, experiencia, “nariz” y herramientas de primer nivel para profundizar personalidad, compatibilidad y potencial.

¿Está la economía catalana madura para apostar por la formación en estos momentos económicos?
A.M.P.: La economía catalana siempre ha demostrado su solidez, con discreción, rigor e iniciativa. En los momentos difíciles los únicos intangibles que la empresa puede permitirse son los que motivan, transcienden y dan resultados rápidos. Motivar y dar alternativas a un equipo preocupado, dar herramientas prácticas, comerciales y de gestión que aportan valor añadido, diferenciación, competitividad y que fidelizan a los clientes, tiene consecuencias directas sobre la cuenta de resultados. No hay fatalidad. Frente a la crisis existen “buenas prácticas”, para controlar los riesgos y garantizar resultados a corto y medio plazo. Todas las empresas están enfrentadas al mismo contexto, pero solo las que son certeras en el diagnóstico y actúan con rapidez y creatividad, aprovechan estas circunstancias para ganar posiciones.

Otro de sus fuertes es el servicio de internacionalización de las empresas. ¿Cómo se da este intercambio y cómo son las cuestiones culturales?
A.L.: En efecto, además del “head hunting” nuestro “core business” se centra desde hace más de veinte años en ayudar a empresas a aprovechar oportunidades en mercados internacionales. Concebir estrategias pragmáticas y operativas adaptadas a las necesidades y posibilidades de la empresa, apoyarla concretamente en el terreno, es la clave. Muchas veces la principal dificultad está en la propia empresa: temor a las diferencias culturales y de mercado, frustración en las negociaciones, impaciencia, etc. Lo importante es el profesionalismo del modelo de internacionalización y la calidad del acompañamiento. Nuestro “know how” pasa por: definir la estrategia más adecuada, reducir costos de entrada, buscar partners, estructuras de distribución, sellar alianzas, crear filiales, reclutar localmente, atenuar la “distancia” cultural … La internacionalización no se improvisa. Si se hace con determinación, prudencia, y conocimiento del terreno es un elemento de equilibrio y una oportunidad fuerte, particularmente en periodos de crisis, ya que diversifica mercados y permite repartir el riesgo.  

_______________________________________________
Opinión sobre AL1 de Ezequiel Navarro, C.E.O. de Grupo Premo, grupo industrial catalán internacional con presencia en Europa, Norteamérica, China y Marruecos


“La selección de personal clave en Premo requiere conocimiento del equipo actual, de la cultura organizacional y de la estrategia de la compañía. Tan importante como la capacitación, aptitudes y cualidades de los candidatos que nos propone AL1 es el encaje con la cultura y el equipo existente. El principal valor añadido de AL1 es que realiza un trabajo orientado al resultado, no a la tarea, de manera que se maximice la sinergia del equipo resultante. El tiempo que dedica AL1 al conocimiento de la estrategia de la compañía y su cultura organizacional, así como a la comprensión profunda del puesto a cubrir y sus repercusiones inmediatas y futuras, es parte de la clave del éxito. Por otro lado, la experiencia internacional y multicultural que aportan permite enriquecer la visión de la compañía en cuanto a puestos de expatriados o de intensa proyección internacional. Los servicios de formación de AL1 van más allá de la misma, ya que consiguen un gran efecto de “team building”, además de enfocar en los cursos “In company” a todo el equipo para alinearse con los objetivos estratégicos de Premo. Con esto mejoramos el desempeño de nuestros directivos por su mayor capacitación, su mayor implicación y su mejor visión de la estrategia. El estilo profesional de AL1 combina un trato cercano y humano con trabajo ordenado, duro y disciplinado que en el equipo encaja muy bien. Tras nueve años de colaboración con AL1 los hemos recomendado a muchos de nuestros clientes y colegas con éxito similar.”

Contacta con AL1 Consulting Group