Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Manuel Torres, presidente del CONSELL REGULADOR DE POLLASTRE I CAPÓ DEL PRAT

"El pollo del Prat, conocido como ‘potablava', es una raza que ha evolucionado de forma rústica muy adaptada a las condiciones del Delta del Llobregat"

El consumo de pollo ha pasado, en pocas décadas, de ser algo exclusivo a un producto asequible al alcance de casi todos. Esta democratización, sin embargo, ha conllevado una clara uniformidad tanto en su sabor como en su calidad. Sin embargo existen iniciativas que defienden otro tipo de producto avícola. Un ejemplo claro es el impulsado por el Consell Regulador de Pollastre i Capó de El Prat de Llobregat, la única ave de corral en España que cuenta con la distinción de la Unión Europea del sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP).
-¿Qué hace del pollo “Potablava”, que es como se conoce comúnmente a la raza Prat, tan especial?
Primero, por su origen, las gallinas y pollos del Prat, conocidos como “potablava”, son de una raza que ha evolucionado de forma rústica muy adaptada a las condiciones del Delta del Llobregat, conservando intactas sus características morfológicas: sus plumas de color leonado, la cresta de color rojo vivo y bien dentada, con cinco o seis puntas, sus patas de color azul pizarra, etc. En segundo lugar, el método de crianza, natural y en libertad, hace de esta ave de corral un producto de calidad agroalimentaria extraordinario.

-¿Cómo se cría un “Potablava”?
Los pollos y capones del Prat no se sacrifican nunca antes de 77 días y 182 días, respectivamente, de acuerdo con el Reglamento del Consell Regulador del Pollo y Capón del Prat, pudiendo estar muchas veces hasta más de 6 meses en los patios de nuestra granja, ubicada en pleno espacio natural del Delta del Llobregat. En este tiempo, los pollos del Prat se crian libremente, con una dieta consiste en un 80% de cereales y productos vegetales, sin administrar factores de crecimiento de ningún tipo, antioxidantes o emulsificantes, con un control veterinario constante y también de una empresa certificadora que controla  su calidad. Todas estas condiciones hacen de esta ave un producto que no es comparable con el pollo que comemos habitualmente, tipo broiler, que se sacrifica como mucho con 45 días o incluso antes, y que se produce de manera intensiva, se alimenta y vive de forma muy diferente.

-¿Cómo es la carne de un pollo de la IGP Prat?
La carne del pollo y capón del Prat se caracteriza principalmente por su finura y melosidad y por tener muy poca grasa. Un alimento de mucha calidad, tradicionalmente muy apreciado en las mejores mesas, y, en la actualidad, muy valorado por los restauradores, por sus cualidades organolépticas, que están contribuyendo a fomentarlo y darlo a conocer.

-¿Pero su producto todavía sufre una gran estacionalidad?
Efectivamente un 80% de nuestras ventas se centran entre los meses de diciembre y enero. Queremos que nuestro producto se consuma durante todo el año, para fiestas mayores, celebraciones familiares y ocasiones especiales y no sólo en Navidad.

-¿A qué cree que se debe que la gente no apueste por el pollo para celebraciones más allá de las navideñas?
La causa principal es el desconocimiento. En cierta manera, el pollo del Prat es víctima de la democratización del consumo del pollo, considerado como proteína económica. Por este motivo, el 99% del pollo que se consume en España no tiene nada que ver con el pollo de la raza Prat. El pollo y el capón del Prat es la única ave de corral en España distinguida por la Unión Europea del sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Éstas son las inercias contra las que estamos luchando en nuestro día a día.

-¿Cómo está trabajando el CR, que usted preside, para romper esta estacionalidad?
El Consejo Regulador del Pollo y Capón del Prat tiene como misión velar por la  denominación de calidad del Pollo y Capón del Prat y fomentar el producto. Durante el año, realizamos diversas campañas gastronómicas colaborando con los  restauradores de la comarca del Baix Llobregat y también participamos activamente en la tradicional Fira Avícola del Prat de Llobregat que tiene lugar en el mes de diciembre.  Sabemos que el reto es complicado pero tenemos ejemplos de productos parecidos que sí han roto la estacionalidad, por ejemplo el cava. Nuestro pollo cada vez tiene una mayor presencia en los mercados de Barcelona y provincia y, este año, para la campaña de Navidad, tenemos un acuerdo para la comercialización del pollo del Prat con el grupo catalán de distribución BON PREU. 

Contacta con Consell Regulador del Pollastre i Capó del Prat