Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Carne de ternera de calidad y la única IGP 100% de origen catalán

La IGP Vedella dels Pirineus Catalans es la única carne reconocida de Catalunya a nivel europeo por su excepcional y diferenciada calidad

A principios de los años noventa, una serie de ganaderos comenzaron a asociarse para producir y comercializar conjuntamente carne de calidad. Las bases del proceso de producción y elaboración se fundamentan en el origen de los animales nacidos en el Pirineo Catalán, de la raza “Bruna” de los Pirineos, raza autóctona de Catalunya y su transformación y maduración. Actualmente la “Bruneta”, amparada por la IGP Vedella dels Pirineus Catalans es la única carne catalana que goza del máximo reconocimiento europeo y que garantiza la máxima calidad.

En pequeñas explotaciones del Pirineo Catalán, los animales pacen en total libertad, con los cuidados y atenciones de los ganaderos, y bajo la supervisión del Consejo Regulador; la media de animales engordados por explotación es de unos treinta terneros, esto supone una ganadería extensiva, muy ligada al territorio, no agresiva con el entorno y con los propios animales, y la posibilidad de lograr un valor añadido con la mejora de la calidad, siendo la única carne catalana reconocida y avalada por la CEE; esto permite a la vez mantener la actividad y frenar el proceso de despoblamiento.

Durante los seis primeros meses, los animales sólo se alimentan de la leche de sus madres y de la hierba fresca de los pastos. Durante el engorde, la alimentación es de origen 100% vegetal, a base de una mezcla de cereales y leguminosas. Estos tres pilares se complementan junto con el sistema productivo extensivo y un proceso de elaboración y maduración técnicamente muy controlado, que garantiza en todo momento el mantenimiento de la calidad producida.

“Bruneta”
Es la marca comercial para la distribución y comercialización de todo el colectivo. Cuando nació “Bruneta” se creó un reglamento de producción que asumía las directrices de la IGP VPC, como requisitos mínimos para que un ternero pueda ser comercializado con dicha marca. Actualmente también se produce y comercializa carne de ternera Bruneta de IGP VPC ecológica, controlada por tres reglamentos y dos Consejos Reguladores, el de la IGP y el del Consell Català de la Producció Agrària Ecològica  “CCPAE”.

Mafriseu es una industria cárnica fundada en 1961, ubicada en pleno centro del Pirineo, que integra un colectivo ganadero desde donde se impulsa la actividad económica de la zona, coordina el proceso productivo, concentra el sacrificio de los animales, desarrolla empresarialmente la producción y finalmente comercializa la carne.

Durante el transporte y la espera al sacrificio se minimiza el estrés con la separación por origen y sexo, después del sacrificio se seleccionan las canales para poder ser amparadas por la IGP, según el peso, conformación, engorde y PH; una vez seleccionado, se identifica con la información más relevante del animal y la canal. La maduración dura un mínimo de siete días en canal para convertir el músculo en una carne de calidad. 

Trazabilidad
Para mantener y garantizar la trazabilidad de la carne, la IGP la realiza individualizada, todas las piezas llevan un etiquetado con el logotipo de la IGP y los datos del ternero, la explotación, el sacrificio, el despiece, la conservación, etc. convirtiéndose en el soporte de información hasta el consumidor.

Los establecimientos autorizados por el Consejo Regulador están identificados con la imagen corporativa y logotipos de la IGP, así como los certificados de la carne, etiquetas y precintos correspondientes al producto que está a la venta, indicativo de que están controlados, y garantiza una manipulación correcta del producto.

Para mejorar la conservación, facilitar la gestión de stocks y hacer más práctica la compra al consumidor, se utilizan los últimos avances tecnológicos, en Mafriseu se envasa con dos sistemas diferentes: flexible (al vacío) y MAP (bandejas de libre servicio en atmósfera protectora), todo ello con una caducidad de mínimo 15 días.

La combinación resultante entre la raza, el clima de montaña, el sistema productivo y un sacrificio y maduración muy cuidado, en que se produce la transformación del músculo en carne de calidad, ha llevado a la IGP Vedella dels Pirineus Catalans a hacer diversos análisis y estudios con el Instituto Químico de Sarriá, que evidencian el menor contenido de grasas saturadas y muestra un equilibrio ideal entre distintos ácidos grasos, lo cual posee efectos positivos para regular el colesterol y los triglicéridos, así como para la prevención de enfermedades cardiovasculares o del aparato digestivo.

Calidad Nutricional
Toda esta atención en la alimentación y el trato con los animales ha dado como resultado una carne con unas características nutricionales excepcionales para la salud. Se trata de una carne bien hidratada, muy rica en minerales y con un bajo contenido graso, por lo que se convierte en un producto alimentario de un bajo poder calórico. Destaca el alto contenido proteico de la carne, con porcentajes altamente superiores a la media de las carnes de ternera que se comercializa habitualmente. Es una buena fuente de hierro, siendo esencial en casos de anemia, por su fácil absorción. Esta presencia más alta se debe a factores como la raza, el amamantamiento materno, la alimentación vegetal y las condiciones ambientales de crianza.

La carne de Bruneta, se comercializa en diversos puntos de venta, en carnicerías tradicionales debidamente identificadas, tiendas ecológicas, en restaurantes como Sant Pau, Roig Robí o El Fogony, y supermerdos como Plusfresc, Bonpreu y Supermás, también se consume en el Hospital Vall d’Hebron desde ya hace cinco años. Este año ha sido reconocida por los consumidores entendidos de Vinoselección como una de las mejores carnes de ternera de España.

“Todos los que integramos este colectivo nos sentimos orgullosos de poner al alcance del consumidor una fuente de salud y una garantía de calidad, los que confiáis en nuestro trabajo y ofrecéis esta carne a los vuestros, podéis estar orgullosos de llevar a casa un producto de calidad y, a la vez, de ayudar a las familias ganaderas del Alto Pirineo”, comenta Victòria Roig, Presidenta de la IGP VPC. 

________________________________________________
LA IGP VEDELLA DELS PIRINEUS CATALANS

La Indicación Geográfica Protegida “Vedella dels Pirineus Catalans” es una figura de protección otorgada por la CEE para distinguir productos que destacan claramente por su calidad y por su proceso de producción y elaboración. La IGP tiene la finalidad de velar por el cumplimiento de un reglamento que controla y certifica el producto desde el origen hasta su venta, asimismo trabaja para dar a conocer una carne de calidad superior, garantizada, identificada y 100 % de origen catalán.

Contacta con Vedella dels Prineus Catalans