Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

La Calidad de Vida Relacionada con la Salud (CVRS)

Muchas enfermedades limitan la calidad de vida de quien las sufre; por lo general, son especialmente sentidas las que suponen una cronicidad, una larga duración o un dolor acusado y constante. Por ello, en los últimos años, ha aumentado el interés por medir la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS), concepto desarrollado por Patrick y Erickson en 1993, como modelo que intenta definir la salud, mediante la percepción de la enfermedad por parte del paciente, con el fin de hallar resultados que puedan integrarse en la práctica de los servicios sanitarios. El objetivo de la medida de la CVRS es aportar valoraciones precisas sobre la salud de los individuos afectados por enfermedades crónicas. Éstas requieren nuevos indicadores que tengan en cuenta, en la medida de lo posible, los aspectos cualitativos expresados por los pacientes y su percepción particular acerca de los efectos de su enfermedad.

La CVRS incorpora a las prácticas y al desarrollo de instrumentos médicos la percepción del paciente, como una necesidad en la evaluación de resultados. Se aporta así una prueba empírica con la que desarrollar instrumentos con una base científica. Este modelo se considera válido desde el momento en que cada vez más, las terapias y observaciones de los sectores médicos, tanto desde rigurosos modelos clásicos como los que han permitido la entrada a otro tipo de disciplinas, han concluido que el modelo biomédico tradicional excluye el hecho de que, en la mayoría de las enfermedades, el estado de salud está en gran medida influido por el estado de ánimo, y por ello, el que puede valorar, en última instancia su capacidad de sobrellevar la enfermedad y el único que podrá evaluar, en consecuencia, el grado de su calidad de vida es, en última instancia, el paciente.

El sector médico se somete, por tanto, a un diálogo con el enfermo, debe tener en cuenta no sólo los indicadores cuantitativos (mortalidad, morbilidad, expectativa de vida) sino también los indicadores cualitativos, que expresan el impacto sobre la calidad de vida y la satisfacción del paciente. A todo ello converge una revisión de los costes de la industria, la evaluación de la técnica empleada en las áreas de prevención, diagnóstico y terapia y también una nueva preparación de profesionales en la que se tenga en cuenta una dimensión ética para el trato con el paciente.

La CVRS en niños y adolescentes
El concepto de salud para niños y adolescentes difiere en algunos aspectos del concepto de salud para adultos, pues existen pocos conocimientos sobre lo que constituye el funcionamiento apropiado a cada edad y sobre la precisión de la información obtenida a partir de los propios niños y adolescentes. Además, la medida de la CVRS en la infancia y adolescencia es más difícil de ponderar debido a la baja prevalencia de problemas graves de salud y de limitaciones funcionales. La medición del lCVRS se realiza mediante cuestionarios genéricos y específicos; para los niños y adolescentes existen cuestionarios de CVRS con asma, cáncer y epilepsia, entre otras enfermedades crónicas. Tanto los cuestionarios genéricos como los específicos intentan recoger la percepción de la salud de los propios niños (desde la edad pre-escolar o escolar hasta los 11-12 años) y de los adolescentes (desde los 12-13 hasta los 18-19 años).