Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Xavier Vilarrubla, Jefe Dpto. de Tecnologías del Software APPLUS LGAI TECHNOLOGICAL CENTER

"La certificación acreditada independiente aumenta la competitividad de la empresa"

Applus+ LGAI trabaja en el mundo de las TIC para conseguir los objetivos de interoperatividad, funcionalidad y seguridad

Una certificación acreditada independiente supone un valor añadido para el producto, y es de lo que se ocupa Applus+, la primera multinacional española en el sector de la certificación y la décima a nivel mundial. Su división Applus+ LGAI ofrece servicios de ensayo, evaluación y certificación para las TIC. Xavier Vilarrubla nos habla sobre la importancia de las certificaciones en el ámbito de las nuevas tecnologías, un sector donde la garantía de seguridad es fundamental por cuanto está en constante evolución y renovación y donde la exigencia de calidad, seguridad y efectividad es máxima.

-¿Qué servicios ofrece Applus+ en el campo de las TIC?
Los servicios de Applus+ están orientados a la generación de la confianza en los productos, sistemas y servicios relacionados con las TIC. Así, nuestra cartera de servicios incluye el ensayo, la evaluación y la certificación de la funcionalidad, interoperabilidad y seguridad de los mismos. Estos servicios se ofrecen a través de Applus+ LGAI. En 1996 Visa Internacional deposita su confianza en el LGAI y le hace pieza clave en su proceso de renovación tecnológica, y paso de las tarjetas con banda magnética al chip -tarjetas inteligentes. El LGAI desarrolla el banco de pruebas automatizado, presente más tarde en los laboratorios acreditados, y además es uno de los dos primeros laboratorios reconocidos para realizar las pruebas que garantizan la interoperatividad y funcionalidad de tarjetas inteligentes para aplicaciones de pago y los dispositivos aceptores de las mismas: cajeros automáticos y terminales de punto de venta entre otros. Visa Internacional ha confiado en Applus+ LGAI para verificar la seguridad de sus tarjetas.

-¿Puede concretar qué se entiende por Interoperatividad y Funcionalidad?
La funcionalidad de un producto o sistema debe garantizar que éste se comporta conforme a lo esperado, según una normativa o una especificación técnica definida por una autoridad competente que lo regula, o simplemente con la definición de requisitos establecida en el contrato y que además es capaz de detectar situaciones erróneas y recuperarse de las mismas. Interoperatividad es un concepto importante ya que los productos, servicios y sistemas se integran en otros mayores. Es importante asegurar que esta interacción estará libre de incompatibilidades que disminuyan su rendimiento o que lleven a un funcionamiento errático. La interoperatividad es una característica básica para generar confianza, más en nuestro mundo globalizado en que sistemas y productos deban cooperar con otros construidos en otros países, con otras tecnologías y metodologías. La tecnología debe ser totalmente transparente al usuario. Este reto no siempre es fácil de conseguir. Applus+ LGAI participa activamente en grupos de normalización y estandarización a nivel nacional e internacional, formamos continuamente a nuestros equipos de Ingenieros conforme los últimos avances en tecnología, técnicas de ensayo y evaluación. Estamos involucrados en proyectos de I+D+i nacionales e internacionales.

-También ha hablado de seguridad en TIC; ¿cómo se trabaja para garantizar la dicha seguridad?
Efectivamente, la seguridad es clave para la generación de confianza que haga posible el desarrollo de servicios en la Sociedad de la Información. El reciente estudio de Everis-AETIC concluye que aunque nuestra infraestructura es similar a la europea, no es así en el caso del uso de los servicios en los que estamos claramente por detrás; el estudio recoge que la razón principal de ello es debido a la sensación de inseguridad. Applus+ LGAI es referente de seguridad formando parte del Esquema Nacional de Evaluación de Seguridad, evaluando productos hardware, software o firmware que el Centro Criptológico Nacional certifica. Nuestro trabajo es reconocido internacionalmente dado que el CCN forma parte del esquema internacional de evaluación según los Criterios Comunes, siendo el único organismo de certificación acreditado por ENAC para Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información. Otra ventaja para las empresas españolas es que, a través de ENAC nuestros certificados son reconocidos internacionalmente, desarrollando programas específicos adaptados a entornos. Applus+ LGAI tiene la ventaja de contar con especialistas en todos los campos, por lo que pueden diseñarse programas específicos que miren también características estructurales, impacto en el medio ambiente, etc. De esta manera, con el alto conocimiento de nuestros técnicos, al día de las últimas vulnerabilidades, técnicas de explotación, conocimiento del producto, etc. con el rigor de seguir normas internacionales y estar acreditados por los organismos competentes, ofrecemos a nuestros clientes el mejor servicio, para que puedan poner en el mercado sus productos con todas las garantías o poner en marcha sus sistemas e irlos adaptando a los cambios.

-¿Puede una empresa autocertificarse sus propios productos?
Por supuesto que puede, lo que el cliente debe preguntarse en ese caso es qué valor tiene esa certificación. La certificación de un producto o servicio puede darse por parte del desarrollador, del propio mercado, del usuario final y finalmente por una tercera parte independiente. Generalmente el desarrollador sólo conoce a fondo su propio producto lo que implica que el mercado no puede valorar el conocimiento real que éste tiene de la tecnología, además la presión de la necesidad de venta puede influir negativamente.
 En el caso del mercado, son los consumidores quienes indirectamente evalúan el producto en su uso diario, los foros y los blogs se utilizan para intercambiar opiniones sobre los productos. No es un método muy formal que además puede perjudicar al fabricante si el producto no está muy optimizado. El usuario final también puede ejercitar un periodo de prueba antes de la compra del producto, esto implica tiempo y coste por su parte además de que normalmente no suele ser experto en la evaluación. En estos dos casos, el proceso de certificación debe repetirse, ya que los evaluadores -bien sea el mercado o el usuario final- no utilizan un conjunto común de criterios, ni tienen el mismo rigor al evaluarlos, haciendo que la repetibilidad del proceso esté en cuestión.

________________________________________________________________
EVOLUCIÓN DE APPLUS+

Applus+ nace el año 1996 como estrategia de diversificación del grupo AGBAR en el negocio de las ITVs. Durante el año 2000 Applus+ entra en EE.UU. logrando ser líder de control de emisiones de vehículos en programas descentralizados. El mismo año gana la gestión de IDIADA (“Institut D’Investigació Aplicada De l’Automòbil”) centro que cuenta con instalaciones de primer nivel y un equipo de expertos en ensayo, ingeniería y homologación para la industria del automóvil internacional. En 2002, Applus+ amplía su posicionamiento estratégico abriendo su foco a todos los sectores e inicia  inversiones como Tecinco y Agbar Certificación. En 2003, logra la gestión del LGAI (“Laboratori General d’Assaigs i Investigacions”) como base para su expansión tecnológica e internacional en el negocio de la certificación, adquiere Vermeulen S.L., creando Applus+ Damage, Surveys & Claims y adquiere Laboratorios Cayacea y ECAL, creando Applus+ Agroalimentario. Además crea, con la Fundación ASCAMM,  Applus+ Materiales y Procesos Industriales. En 2004 Applus+ integra SOLUZIONA Calidad y Medio Ambiente, convirtiéndose en la mayor compañía de inspección, certificación y servicios tecnológicos de España. En 2005 adquiere la empresa pública danesa de inspección de vehículos: Applus+ Bilsyn, la cual cuenta con 113 centros de inspección y realiza 1.300.000 inspecciones anuales. Applus+ se convierte en líder mundial en inspección de vehículos. En 2006 adquiere el grupo holandés Röntgen Technische Dienst (RTD), líder en inspecciones del sector industrial y energético en Europa y adquiere K1, el segundo operador de inspección de vehículos en Finlandia.
En 2007 Applus+ es  una compañía líder en ensayo, inspección, certificación y servicios tecnológicos. Además, es la primera multinacional española en el sector de la certificación (décima a nivel mundial, segunda en ensayos no destructivos e inspección de vehículos, y tercera a nivel europeo en inspección, asistencia técnica y laboratorios).
Applus+ está presente en los cinco continentes y ofrece su servicio en más de 25 sectores, presenta en 2007 unos ingresos de 665 millones de euros, con 133 millones de euros de EBITDA y más de 9.000 empleados.
Actualmente el accionariado de Applus+ está compuesto por Carlyle Group con un 75%, un consorcio liderado por Caixa Catalunya con 25%.


______________________________________________________
CERTIFICACIÓN DE PRODUCTOS, AUMENTO DE COMPETITIVIDAD

“La certificación aumenta la competitividad de la empresa”. Xavier Vilarrubla no tiene dudas al respecto. Si hablamos de la Certificación de su Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información, la empresa demuestra a sus clientes, proveedores, competidores, empleados e incluso a  los inversores que emplea las mejores prácticas reconocidas en su sector. El seguimiento de la misma da confianza de que la empresa sigue ajustándose a éstas independientemente de los cambios del entorno. La certificación de producto traspasa la percepción de calidad al cliente, aumentando su elegibilidad -ello es especialmente relevante en los mercados internacionales. “Adicionalmente”, añade Vilarrubla, “la certificación supone al fabricante una revisión en profundidad de su producto, hecho por un equipo de expertos,  independientes y conocedores tanto de las últimas técnicas como de las normas del mercado, aumentando por tanto la confianza en el mismo”. La certificación acreditada asegura que los métodos y procesos seguidos son conformes a las mejores prácticas internacionales y a través de los acuerdos de reconocimiento, los certificados hechos por Applus+ LGAI son válidos internacionalmente.

Contacta con Applus+