Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"Las emociones juegan en nuestra contra cuando vamos a comprar, pero son nuestra mejor arma cuando vamos a vender"

Entrevista a Pablo González

Monopoly Madrid no es una inmobiliaria al uso. Con unos inicios centrados en reformas e interiorismo, hoy realizan servicio de coaching inmobiliario para quienes quieren invertir en inmuebles o rentabilizar los ya adquiridos. Tras 15 años de experiencia en el sector, su gran elemento diferencial es el valor añadido que ofrece un servicio personalizado y plenamente adaptado al cliente.

Un ejemplo de invertir en vivienda y vivir de alquiler

Si estamos pensando en comprar una casa de 500.000 euros para vivir, en vez de hacer ese desembolso es mejor comprar cuatro estudios de 100.000 euros, que se pueden alquilar por 750 euros mensuales cada uno, de tal forma que te den una rentabilidad de 3.000 euros mensuales. Tú puedes vivir de alquiler en una casa de 500.000 euros como la que tenías pensada en un principio, por la que desembolsarás 1.500 euros de alquiler, y obtendrás 1.500 euros mensuales extras de la rentabilidad de los estudios alquilados. Para la mayoría de las personas, disponer de esos 1.500 euros extras todos los meses supone una mejora muy positiva en su estilo de vida diario.

"La gente comete el error de usar el sentido emocional en vez del racional para invertir"

"El 80% del mercado inmobiliario tiene una muy baja rentabilidad"

-¿Cuál es la filosofía en la que se apoya Monopoly Madrid?

Hay muchas formas de invertir pero la vivienda es un valor seguro. Sin embargo, la gente comete el error de usar el sentido emocional en vez del racional para invertir, sin darse cuenta de que el peaje que tiene que pagar se trasladará a los siguientes 25 años de hipoteca. Nuestro trabajo consiste en discernir con el cliente qué inversión se basa en la razón, dejando a un lado las emociones para evitar equivocaciones.

-¿Cómo hay que gestionar entonces las emociones?

Las emociones juegan en nuestra contra cuando vamos a comprar, pero podemos utilizarlas cuando vamos a vender. Y ahí entran en juego parámetros como la decoración, la distribución, la luz… en definitiva, qué sensaciones o energía transmite la vivienda. Lo que se busca es transformar productos que no tienen emoción en otros que la tengan, consiguiendo de esa forma que el alquiler o la venta sea un éxito.

-¿Cómo recomienda a sus clientes vivir, en una casa comprada o de alquiler?

Aunque el sentido de la propiedad lo tenemos muy arraigado, hay que invertir en inmuebles y vivir de alquiler. Antiguamente, quien vivía de alquiler era porque no podía permitirse una vivienda, pero hoy se ha desmontado el mito de que no puedes formar un hogar en una vivienda que no es tuya. Vinimos al mundo sin nada y nos iremos sin nada. Vivir en una casa propia nos resta flexibilidad. En la vida, las situaciones económicas y familiares van cambiando, y es conveniente vivir en una casa adaptada a cada momento vital.

-¿Cómo está ahora la situación de compra-venta y alquiler de viviendas en Madrid?

El centro de Madrid se ha disparado de precio en apartamentos pequeños y han dejado de ser rentables. Lo que nosotros estamos proponiendo a nuestros clientes es vender los apartamentos en el centro de Madrid y comprar inmuebles rentables en zonas perimetrales céntricas, por ejemplo. Una inmobiliaria tradicional lo único que quiere es vender un producto. Nuestra filosofía, sin embargo, es ayudar al cliente con una gestión profesional que vaya más allá de su anclaje emocional y piense realmente en ellos, no en las comisiones.

-¿Hay que deshacerse de los inmuebles que no son rentables?

El 80% del mercado inmobiliario no es muy rentable. De hecho, podríamos decir que, por norma general, cualquier casa por encima de 200.000 euros no lo es. Como propietarios, hay que deshacerse de los productos que no son rentables o transformarlos para que lo sean. Y como compradores, invertir en inmuebles desde la razón y no desde las emociones o instintos. En nuestra opinión, las inversiones inmobiliarias son muy positivas, no solo por el porcentaje de rentabilidad que ofrecen, sino también teniendo en cuenta la revalorización con el paso del tiempo, pero hay que tomar buenas decisiones.

Contacta con Monopoly Madrid