Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"El ozono tiene importantes propiedades antiinflamatorias y analgésicas"

Dra. Gloria Rovira Dupláa

Entrevista a Dra. Glòria Rovira, Directora del Institut Català d'Ozonoteràpia

La artrosis de rodilla, el dolor de espalda y las hernias discales se pueden tratar con éxito gracias a la ozonoterapia.

-¿Cuáles son los orígenes de la ozonoterapia y en qué consiste el tratamiento?

En 1987 creamos la primera unidad de ozonoterapia en la Clínica Quirón de Barcelona, si bien el tratamiento con ozono tiene una trayectoria mucho más amplia en países como Alemania, dónde se desarrolló y dónde tuve la oportunidad de realizar mi doctorado. La ozonoterapia es el tratamiento que utiliza el ozono como agente terapéutico, un gas derivado del oxígeno y que tiene importantes propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que supone un gran aliado para los tratamientos contra el dolor.

-¿Para qué personas está especialmente indicado?

Por ejemplo, en el caso del dolor de rodilla. Esta es una de las patologías más limitantes a partir de una determinada edad y no todos los pacientes están dispuestos a llevar una prótesis, y las infiltraciones de corticoides pueden tener efectos secundarios indeseables. Por el contrario, el tratamiento con ozono no tiene efectos secundarios y, según  un estudio realizado por nosotros sobre artrosis de rodilla, y publicado en la revista de la Sociedad Española del Dolor,  constatamos que el tratamiento con ozono es eficaz para el alivio del dolor crónico de rodilla.

-¿Y cómo se aplica?

El tratamiento se aplica en forma de inyecciones mediante una aguja muy fina y no es doloroso, recomendándose habitualmente  cinco sesiones. Además, no hace falta que los pacientes vengan acompañados porque pueden hacer vida normal inmediatamente.

-¿Pero también resulta muy beneficioso para dolores de espalda y hernias discales?

Sí, por ejemplo, en el caso de dolor en la zona lumbar, que supone una mala calidad de vida y que normalmente se resuelve tomando analgésicos y antiinflamatorios, cosa que queremos evitar. En la mayoría de los casos, este dolor es una consecuencia de la artrosis en la columna, y en otros se relaciona con hernias discales, que pueden afectar a personas de cualquier edad. En los más jóvenes, el tratamiento se realiza en el quirófano mediante una punción directa en el disco herniado y se busca disminuir el tamaño de la hernia y que deje de comprimir sobre la estructura nerviosa, con buenos resultados en alrededor del 80% de las personas. En el caso de los pacientes más mayores, cabe valorar de dónde deriva el dolor y, si se descarta la anterior intervención, se realizan unas infiltraciones de ozono a nivel de la musculatura paravertebral para intentar disminuir la contractura y el dolor lumbar que aparece a causa de estas lesiones discales.

-¿Qué nos depara el futuro en cuanto a la ozonoterapia?

De momento, nuestro equipo lleva años  trabajando en tratamientos para la fibromialgia reumática y somos uno de los pocos grupos en Barcelona que estamos utilizando infiltraciones epidurales con ozono en sustitución del tratamiento con corticoides para personas con estenosis de canal. Hasta ahora la solución en este último caso era la cirugía, pero es realmente complicada porque la mayoría de pacientes tienen también osteoporosis y administrarles corticoides puede suponer un problema si además tienen hipertensión, por ejemplo.

Contacta con Institut Català d'Ozonoteràpia