Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"Trabajamos cada día para que nuestros residentes estén como en casa"

Entrevista a Dacha Jiménez, responsable de Coordinación y Gestión de Calidad del Grupo Bastón de Oro

Con más de 20 años de historia, Bastón de Oro es un grupo de seis residencias de tercera edad creadas para personas mayores y discapacitados con una filosofía muy clara: potenciar al máximo todas las cualidades de los residentes, desarrollando siempre el respeto y cariño hacia ellos.

Un auténtico hogar

A lo largo de sus más de 20 años de trayectoria, el Grupo Bastón de Oro ha destacado por buscar la excelencia en sus instalaciones. "Somos conscientes de que es muy duro para nuestros residentes tener que dejar su casa, por lo que cada día nuestro trabajo se centra en conseguir que nuestros centros sean un auténtico hogar para ellos. Por ejemplo, y es algo que recomendamos mucho, les ofrecemos que decoren sus habitaciones como quieran, que lleven cosas de su casa y se sientan cómodos en su entorno", explica Dacha Jiménez.

Instalaciones amplias y luminosas

Todos los centros de Bastón de Oro destacan por el protagonismo de la luz natural, contando con espacios verdes y con diversos salones sociales, que se utilizan para todo tipo de actividades, y también gimnasio equipado con las máquinas más apropiadas para realizar ejercicios de recuperación, tanto para las personas mayores como para las discapacitadas. Por su parte, las habitaciones pueden ser dobles, individuales y suites, caracterizándose todas por ser exteriores, amplias, luminosas, y con su propio baño adaptado en cada habitación. Las residencias cuentan con un porcentaje de plazas públicas (entre colaboradoras y concertadas) y se estructuran en plantas, algunas de ellas dedicadas exclusivamente a residentes con demencia senil y alzhéimer.
-¿Cuáles son los orígenes de Bastón de Oro?
El grupo empezó su trayectoria en 1992 e inauguró su primer centro tres años más tarde. A partir de aquí, abrieron puertas Las Acacias y Los Tilos, en Barcelona, Los Sauces (Sant Boi del Llobregat), Les Vinyes (Falset), Les Alzines (Tarragona) y Las Camelias (Móstoles). Hoy en día, contamos con aproximadamente 1.200 usuarios, entre los residentes de larga estancia, puntuales para una recuperación o porque así lo requieren sus familias, o en el centro de día, tanto toda la jornada como mañana o tarde.
 
-¿Es el área de fisioterapia uno de los servicios más destacados de los centros de Bastón de Oro?
Sí, porque en el sector de la tercera edad la fisioterapia es muy importante para poder mantener el estado vital en el que se encuentran nuestros residentes o mejorarlo cuando se trata de una lesión, en estos casos los usuarios vienen a recuperarse. Y es que en nuestro grupo tenemos un porcentaje de más de un 90% de recuperaciones y rehabilitaciones, con muy buenos resultados de recuperación funcional. Destacar también que, dentro de esta área de fisioterapia, existen tratamientos específicos y puntuales que pueden ayudar a nuestros residentes, como los baños de parafina para la artrosis, ultrasonidos, electroterapia, ozonoterapia o incluso máquinas de estimulación de esfínteres para darles una mayor calidad de vida. Se trata de personalizar estos tratamientos en función de cada caso y siempre con la supervisión de nuestro equipo médico, otro de los puntales vitales para nuestro día a día.
 
-¿Qué otras actividades organizan para los residentes?
A partir de una valoración completa del estado cognitivo, del nivel funcional, situación familiar y gustos y aficiones de cada residente que llega a nuestros centros, realizamos un programa individualizado y de atención integral. Por ejemplo, para gente que ha sido muy activa ofrecemos diversas opciones para que puedan realizar actividades, ya sean talleres de informática, idiomas, nuevas tecnologías... Unos talleres puntuales y temporales dirigidos a todos aquellos que quieran y puedan realizarlos, respetando a los residentes que prefieran no participar o hacer otras de la variedad de actividades diarias programadas. 
 
-¿En qué sentido las familias son un puntal para vuestros centros?
Para nosotros es muy importante tener en cuenta la parte humana de todos nuestros residentes y apoyarles, no sólo a ellos sino también a sus familias tanto física como psicológicamente. Nuestro principal objetivo es que estén tranquilas, por lo que mantenemos una comunicación muy estrecha y nuestros centros están abiertos todos los días, de la mañana a la noche, para que puedan visitar a sus familiares y pasar tiempo con ellos. Es muy importante que vengan y, para incentivarlo, tenemos sala de juegos para niños, salones dónde las familias pueden celebrar sus fiestas de modo más privado e incluso les invitamos a las fiestas comunes que organizamos mensualmente. Cada día trabajamos para que nuestros residentes se sientan como en casa.
 
-También es clave el equipo de vuestras residencias. ¿Con cuántos profesionales contáis?
Somos más de 500 profesionales del sector de la geriatría, titulados, cualificados y comprometidos. Además, desde Bastón de Oro damos una gran importancia y promocionamos la formación de todos ellos para estar siempre a la orden del día y aplicar todas las novedades que aparecen en el sector de la tercera edad.
 
-¿Cuáles son los proyectos de futuro de Bastón de Oro?
Somos una empresa familiar y así lo queremos seguir siendo. Por lo tanto, aunque estamos abiertos a ampliar nuestra oferta de centros, hemos apostado siempre por un crecimiento lógico y progresivo.

Contacta con Grupo Bastón de Oro

Validation Code: