Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"El interiorismo debe ser un cazador de tendencias"

Entrevista a Rafael Sánchez, director de Vbisogno Interior Design and Architecture

Vbisogno es un estudio de arquitectura e interiorismo fundado en 2010 por el diseñador de interiores Rafael Sánchez. Nació de la inquietud por conseguir el equilibrio entre belleza y funcionalidad para adecuar cada espacio a un lugar, personalidad y situación.

-¿A qué tipo de clientes os dirigís?

Nuestro abanico de clientes es muy variado, pero todos ellos tienen en común la necesidad de hacer sus espacios más prácticos, actuales y atractivos. Los proyectos Vbisogno están destinados tanto a particulares como a establecimientos comerciales, ya sea con reforma integral, parcial o proyectos de visual merchandising. Nuestro equipo tiene una amplia experiencia en asesoramiento técnico, en dibujo 3D "renderizado" y en la incorporación de nuevos materiales. 

-¿Qué función crees que tiene el interiorismo en una vivienda? ¿Y en un comercio?

El interiorismo cada vez está más presente en cualquier tipo de reforma. Venimos de una época en que la reforma era una necesidad, ver algo renovado y limpio era suficiente. Ahora valoramos más la estética, la comodidad y, por supuesto, que cada espacio respire la personalidad de cada cliente. Es importante remarcar esta personalización para sentir que nuestra casa, nuestra sala de estar o nuestro despacho habla de nosotros, que está hecho a la medida de cada uno. En los comercios la situación es similar, pero con un condicionante importantísimo que no podemos obviar: que llame la atención de futuros clientes y que en el interior se respire un ambiente que invite a volver o incluso no querer marcharte. 

En los espacios comerciales surge una variante del interiorismo llamada Visual Merchandising, la cual es básica para una buena comunicación en escaparates, exposiciones o muestras de producto. En Vbisogno también trabajamos expresamente, y con ilusión, este tipo de proyectos con un equipo que se dedica exclusivamente a ello.

-¿Hacia dónde evoluciona el interiorismo? 

El interiorismo cada vez más tiene que ser un cazador de tendencias, seguir pendiente de la moda y transformarla para evitar lo obvio y sorprender. La creatividad del interiorista debe estar en constante evolución, y no encontrar límites en la mezcla de materiales, fibras o estampados. Como ya venimos viendo, el interiorismo ya no entiende un estándar. Por ejemplo, la incorporación de abundante vegetación para romper con la frialdad de algunos espacios nos llevó a la creación de jardines verticales. La incorporación de materiales como el hierro oxidado, maderas sin tratar, tejidos bastos, piedras naturales, formas irregulares, lo rústico, plumas, pieles… La combinación de un sinfín de materiales nos ayuda a huir del exceso de lo "perfecto" y encaminarnos hacia una bella y natural imperfección.

-¿Qué cambios se han producido en los últimos años y cuál es la tendencia?

La globalización ha afectado también en el diseño de interiores, en nuestros gustos y estilo de vida. En España, en la última década, hemos vivido una clara influencia de países nórdicos. En lo referente a diseño de mobiliario se ha buscado un acabado mucho más limpio y líneas más sencillas, propio de países como Suecia o Dinamarca, aunque pienso que la saturación de esta tendencia también la llevará a su fin. El fácil acceso a la información, referencias y estilos nos ayudan a definir gustos, pero a la vez puede llevar a una redundancia y saturación de una misma estética olvidándonos de hacer los espacios más únicos. Aquí, de nuevo, debe intervenir un interiorismo dispuesto a luchar por la diferencia.

-¿Cómo evitar que un proyecto caduque?

Los materiales, colores y formas no dejan de cambiar con el paso de los años, es fácil caer en la tentación de adquirir algo que en un breve tiempo estará quemado por su popularidad, desfasado o simplemente nos canse. La clave contra proyectos temporales es jugar con colores poco estridentes, más neutrales (los tonos piedra son muy difíciles de aburrir, por ejemplo) escapar de los brillos, intentar no contrastar en exceso (blanco-negro). La armonía debe tener el máximo protagonismo posible, si sumamos materiales naturales, tejidos suaves y líneas básicas en los objetos que lo vistan, podemos asegurar que el disfrute del espacio será mucho más duradero.

Contacta con Vbisogno Interior Design and Architecture

Validation Code: