Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"Estamos lejos de una efectiva circulación de personas; existen dificultades que Banque Transatlantique se encarga de resolver"

Entrevista a Mihaï Lezius-Doncel y Javier Palomino, director en España de Banque Transatlantique y responsable en Barcelona de Banque Transatlantique

Banque Transatlantique es un banco privado orientado internacionalmente a informar, asesorar y acompañar a personas, familias y empresas de origen francés que están establecidas en el extranjero. Teniendo en cuenta los lazos históricos, económicos y culturales entre Francia y España, a finales de 2015 y principios de 2016 Banque Transatlantique decidió abrir dos oficinas de representación en nuestro país, una en Madrid, cuyo director es Mihaï Lezius-Doncel, y otra en Barcelona, cuyo responsable es Javier Palomino Sànchez. En base a sus conocimientos en temas financieros y a la experiencia de la central de la entidad en París, se encargan de acompañar y asesorar a empresas y particulares.

"Las empresas francesas valoran muy positivamente el esfuerzo realizado por la economía española"

-Banque Transatlantique está presente en más de 10 países. ¿Cuál es la vocación de esta entidad financiera en el mundo?

La Banque Transatlantique nació con la vocación de acompañar a los clientes franceses en su desarrollo internacional. Creada en 1881, evolucionó como partner bancario de los diplomáticos franceses, y hoy en día es un banco que tiene una verdadera experiencia en el acompañamiento patrimonial de los ciudadanos franceses instalados en el extranjero. Esta misma capacidad nos llevó a desarrollar los planes de stock options para grandes empresas francesas que tienen una parte de su personal destacado fuera del hexágono. 

-¿Qué valores definen el servicio que ofrece Banque Transatlantique? 

Ser una entidad cercana y humana, centrada en las necesidades de sus clientes. Trabajamos con el objetivo de aportar, a cada uno de nuestros clientes, el consejo que más se adapte a sus necesidades y circunstancias. 

-¿Qué objetivos tiene BT en Madrid y en Barcelona? 

El objetivo es acompañar a la comunidad francesa, especialmente presente en ambas comunidades, y conocer la realidad de cada una de ellas. En cada ciudad existe una forma diferente de entender la relación con el cliente y nosotros estamos encantados de poder aprender e integrarnos. Esto no impide estar presentes también en otras regiones si es necesario para nuestra clientela, como por ejemplo en Andalucia, donde hay una presencia francesa importante también.

-¿A qué tipo de clientes os dirigís y qué servicios ofrecéis? 

Nuestra clientela es fundamentalmente francesa y con una necesidad de acompañamiento en su planificación patrimonial, sin que el hecho de que una expatriación pueda interferir negativamente en su planificación patrimonial. 

-¿Qué tipo de dificultades encuentran en España vuestros clientes y cómo les podéis ayudar? 

Fundamentalmente la diversidad de regímenes legales en función de la comunidad autónoma. Nuestra misión es informarles y orientarles hacia los operadores jurídicos, que pueden facilitarle su adaptación.

- ¿Cómo ha afectado la crisis económica a las empresas francesas ubicadas en España? 

Al día de hoy podemos considerar que el impacto no ha sido tan negativo, al contrario. Las empresas francesas valoran muy positivamente el esfuerzo realizado por la economía española en su conjunto, cada vez más empresas galas desean implantarse en España.

-¿Qué riesgos corre un residente francés si no conoce las leyes locales? ¿Cómo puede afectar a su patrimonio y a su futuro? 

Las consecuencias pueden ser múltiples y en ocasiones tener un impacto profundo en el patrimonio de nuestros clientes. Cuestiones como el impuesto del patrimonio o el régimen de expatriados suelen ser los puntos en los que observamos un mayor desconocimiento. Los efectos colaterales pueden ser indeseados, por eso animamos a nuestros clientes a contactarnos antes de tomar una decisión de tanto calado como es residir en España. 

-¿Se podría decir que Banque Transatlantique es algo más que un banco? ¿Actuáis como coach para las empresas? 

Nuestro banco tiene un estilo muy "francés "de hacer banca, no nos consideramos una simple plataforma de fondos de inversión o un proveedor de financiación. La visión integral de la situación patrimonial del cliente nos lleva a examinar cuestiones que se escapan de la práctica habitual de una entidad bancaria normal. Por ejemplo examinamos el impacto que la expatriación puede tener sobre la sucesión de nuestros clientes. 

-Al margen de las empresas, también asesoráis a clientes particulares, a familias… ¿Qué problemas les plantean? 

Evidentemente, el hecho de ser especialistas en stock options y en personal diplomático nos ha llevado a satisfacer las necesidades individuales y familiares de estos clientes. Quizás el mayor problema que puede surgir es la diversidad de leyes fiscales en Europa. Estamos lejos todavía de una efectiva y libre circulación de personas, siguen existiendo dificultades que nuestra entidad se encarga de resolver y facilitar.

Contacta con Banque Transatlantique

Validation Code: