Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"Cada lugar, espacio y persona tiene su propia arquitectura"

Entrevista a Ana Mar Pérez Marrero, Fundadora del estudio de Arquitectura e Interiorismo INARQ Espacio

INARQ Espacio comenzó con la ilusión y la total entrega a una idea que va siempre cogida de la mano de la pasión de su fundadora, la arquitectura y el interiorismo. La idea de crear espacios que signifiquen, que trasciendan y que emocionen es la base del trabajo de la arquitecta Ana Mar Pérez. El estudio empezó trabajando en Canarias, en las siete islas, pero actualmente ya han dado el salto a la Península.

El equipo de INARQ Espacio

En palabras de Ana Mar Pérez, el equipo de INARQ Espacio “se compone de Madre (Ana Mar Pérez Marrero), Padre (Óliver González Arias) e Hijos, además de colaboradores como Cristóbal García Martín, carpintero responsable de fabricar todas nuestras ideas, y muhos otros. Todos con una dilatada experiencia. Somos un equipo que se comporta como una familia, de ahí el secreto de nuestro buen funcionamiento”.

-¿Existe una arquitectura para cada lugar? 

Sí, claro. Cada lugar, cada espacio, cada persona tiene su propia esencia, su propia alma y por supuesto su propia arquitectura, que es la forma que tenemos de expresar materialmente esa esencia de la que hablaba. 

Afortunadamente, INARQ Espacio no tiene ningún estilo, si así fuera sólo veríamos la arquitectura y el interiorismo de una forma muy concreta. Para poder crear espacios y arquitecturas únicas y personalizadas debemos empezar de cero en cada proyecto, sin prejuicios ni estilos que nos coarten a la hora de diseñar. ¡Por lo que espero que INARQ Espacio nunca tenga un estilo!

Considero que soy muy personal en los diseños que realizo para cada proyecto. Siempre me pregunto: ¿podría este diseño mío estar en cualquier otro sitio o solamente en el lugar y espacio para el que ha sido diseñado? Si la respuesta es NO, es que voy por buen camino y que cada cliente tiene lo que se merece.

-¿La arquitectura y el interiorismo deben proyectarse a partir de la misma idea?

Sí, sin lugar a duda. Si la arquitectura y el Interiorismo de un proyecto no trabajan juntos, enriqueciéndose el uno al otro y mejorando su conjunto, es probable que no sea un buen proyecto y lo que transmita a aquellos que lo contemplen sea, no algo que les llegue y les haga evocar un sentimiento positivo, sino todo lo contrario. Cuando tenemos que realizar el interiorismo de una obra ya creada, entonces debemos tener el máximo cuidado y respeto y estudiar muy minuciosamente qué necesita el cliente y cómo llevarlo a cabo en ese espacio al que debemos adaptarnos.

-¿En qué se inspira a la hora de empezar a trazar las primeras líneas de un proyecto?

En todo. La musa de cada proyecto viene y va cuando quiere y le apetece, y es ella la que marca nuestra inspiración, así que la alimento basándome en todo lo que puedo para que se ausente lo menos posible. Para iniciar esos primeros trazos me baso en la historia de cada cliente, en lo hablado durante varias horas, en lo que quiere, lo que le gusta, lo que aborrece, lo que le inquieta o le emociona, su estilo de vida, necesidades.... Pero sobre todo en lo que quiere llegar a ser dentro de ese espacio.

-¿Cómo es la relación que establece con el cliente?

Me implico en cada uno de los trabajos que realizo. Conocer bien a mi cliente es básico para poder cubrir satisfactoriamente, y con éxito, sus necesidades. 

Cuando escucho que el trabajo no es "personal", que es "sólo trabajo"… No logro entender quién no considera "personal" su trabajo, ya que hablará de ti. Trabajamos durante 14 horas al día y entramos en las vidas de otras personas, diseñando cómo y de qué forma van a vivir. Si eso no es personal, no sé qué más puede serlo. 

-¿Y cuál es su mayor satisfacción desde que empieza un proyecto hasta que lo entrega?

La primera satisfacción es que el cliente confíe en nosotros. Después nos ponemos en marcha para organizar de manera detallada cada paso a seguir y minimizar imprevistos que puedan producirse durante la obra. Oliver y yo creamos y supervisamos, personalmente, el organigrama con el que especificamos todos los pasos a seguir hasta la finalización de los trabajos, con lo que el cliente sabe qué está planeado para cada día. Así siempre mantenemos la comunicación positiva con el cliente. Por supuesto, es una gran satisfacción ver la obra terminada, bien ejecutada y que el cliente y las necesidades por las que fuimos contratados estén a la altura de las expectativas, e incluso superarlas. Un cliente satisfecho es nuestra mejor carta de presentación y, desde luego, para nosotros es todo un orgullo.

Contacta con Inarq Espacio

Validation Code: