Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Ricardo Arias-Duval, director general y Pedro Costa, director de unidad de negocio de Fresenius Medical Care

"Nuestra experiencia nos ha permitido desarrollar productos altamente especializados para el tratamiento integral del paciente renal"

Fresenius Medical Care es líder mundial en el desarrollo de productos y tratamientos para el tratamiento sustitutivo de la enfermedad renal crónica y el principal proveedor de equipos y material para diálisis. Aunque el grupo Fresenius se fundó hace más de cien años, desde la división Fresenius Medical Care ofrece a sus pacientes desde hace tres décadas un servicio de calidad y las terapias más innovadoras y avanzadas para todas las fases de la enfermedad renal. 

-¿A cuántos pacientes atiende Fresenius Medical Care?
Hoy, damos servicio a más de 270.000 pacientes en todo el mundo, ya sea a través de los centros hospitalarios públicos y privados en los que operamos, como a través de nuestra red de 3.250 clínicas repartidas en más de 40 países. En España, gestionamos 62 centros en los que más de 5.000 pacientes reciben tratamiento renal sustitutivo con hemodiálisis, facilitamos la diálisis peritoneal domiciliaria a más de un millar de pacientes y somos el principal suministrador de material fungible y equipos de diálisis en los centros hospitalarios. Como fabricante de productos para diálisis y como proveedor de servicios asistenciales a través de clínicas propias, podemos decir que Fresenius Medical Care es la compañía especializada en el tratamiento integral del paciente renal en el mundo. 
 
-Fresenius Medical Care siempre ha marcado la pauta en cuanto a tratamientos de diálisis. ¿Cuáles son los servicios y productos más destacados que han desarrollado?
Desde su creación, la compañía ha ido marcando las pautas de la innovación en el tratamiento renal sustitutivo, desarrollando soluciones tecnológicamente avanzadas y con la máxima seguridad de las que no sólo se benefician los pacientes, sino también los profesionales sanitarios responsables de su cuidado. Las mejoras y prestaciones incorporadas a los equipos de Fresenius Medical Care han marcado los hitos técnicos de la historia del tratamiento renal sustitutivo. Fuimos los primeros en introducir la membrana capilar de polisulfona y los primeros en contar con control volumétrico en los equipos, hoy algo habitual en los dispositivos para los pacientes renales. Este fue el comienzo de una carrera por la innovación y la mejora continua que nos lleva a desarrollar nuevas membranas producidas mediante técnicas de nanotecnología, equipos de diálisis que controlan todos los parámetros fisiológicos del paciente a través de biosensores y sistemas informatizados que permiten la monitorización de cada uno de los más de 38 millones de tratamientos sustitutivos que realizamos cada año en todo el mundo. 
 
-¿Cómo trabajan con las autoridades sanitarias? ¿Afectan de algún modo los recortes en la sanidad pública al ámbito privado? 
España fue uno de los primeros países en desarrollar alianzas de colaboración público-privada de manera amplia, pero es necesario que los acuerdos incorporen mejoras y se adapten a la nueva situación no sólo económica, sino asistencial y sociosanitaria. Es preciso que los sistemas sanitarios, que integran tanto la sanidad pública como la privada, creen más valor asumiendo el reto de reducir el impacto financiero del gasto sanitario pero manteniendo los resultados, la salud y la calidad de vida de los pacientes. En este equilibrio la parte pública y la parte privada asumen responsabilidades, pero sería conveniente mejorar el nivel de responsabilidad que se otorga al proveedor para operar y ofertar servicios. Se trata de gestionar eficazmente los sistemas de información con los que cuenta el suministrador del servicio y optimizar la información de los pacientes para evaluar cómo tratar al paciente con los mismos recursos y mejores resultados o con resultados similares y menos recursos. En Fresenius Medical Care hemos apostado por convertirnos no sólo en una empresa innovadora desde el punto de vista tecnológico, sino también en la atención renal integral. 
Los datos generados en el área clínica, fruto de la continua monitorización de los pacientes y tratamientos administrados, nos acercan a la gestión optimizada del paciente y nos permiten plantear nuevas formas de colaboración con la administración, basadas en la evaluación continua de resultados que pueden y deben ser evaluados y comprobados. Apostamos por dar un paso más en la colaboración público-privada para gestionar bien los recursos disponibles. El modelo de concertación está muy extendido por toda España por el alto impacto que tienen las enfermedades crónicas, pero algunas comunidades ya están estudiando la remuneración a las entidades privadas a partir de los resultados sanitarios y de calidad obtenidos. 
 
-Es de suponer que en una empresa como la suya la dedicación a I+D+i es algo fundamental. ¿Cuánto invierten en ello? ¿Cuál es su política al respecto?
La innovación es parte esencial de nuestra actividad. Contamos con un grupo de más de 500 profesionales que hasta la fecha han generado más de 4.000 patentes pertenecientes a 800 áreas de especialización clínica. El desarrollo de los productos y soluciones que ofrecemos se basa en la estrecha colaboración entre el departamento de I+D+i y los más destacados expertos internacionales en tratamiento renal sustitutivo. Uno de nuestros centros neurálgicos de la innovación es el Renal Research Institute creado en colaboración con el Beth Israel Medical Center de Nueva York para impulsar el conocimiento científico de la enfermedad renal y sus opciones de tratamiento. 
Por otra parte, y como consecuencia de la filosofía de atención integral al paciente renal, ha nacido Renal Pharma, una división de productos farmacéuticos cuyo principal área de actuación son soluciones farmacológicas para la hiperfosfatemia e hiperpotasemia asociadas a la insuficiencia renal crónica, así como tratamientos de hierro intravenoso para tratar la anemia en pacientes con insuficiencia renal. 
 
 -¿Qué es la hemodiafiltración on line?
Los expertos en nefrología consideran que las áreas prioritarias de actuación contra la insuficiencia renal crónica son la detección precoz del fallo renal y la implantación de técnicas depurativas coste-eficaces y terapias cardioprotectoras. En este contexto, la hemodiafiltración on-line (HDF-OL) es una técnica de diálisis perfeccionada basada en el uso de técnicas depuradoras eficaces capaces de eliminar una mayor cantidad de toxinas de la sangre del paciente que la hemodiálisis convencional. Un estudio de gran impacto internacional liderado por la Sociedad Catalana de Nefrología muestra que esta ultrafiltración y depuración de la sangre de manera continuada logra reducir la mortalidad por cualquier causa de los pacientes renales en un 30%, la cardiovascular en un 33% y por infecciones en un 55%. Esta mayor capacidad depurativa no sólo reduce la mortalidad y morbilidad de los pacientes renales, sino que también se asocia a importantes ahorros farmacológicos, a un descenso del proceso inflamatorio, que impacta positivamente en la función cardiovascular y en los niveles de arteroesclerosis. La incidencia y el previsible aumento de pacientes con insuficiencia renal crónica obliga a optimizar los tratamientos disponibles y no cabe duda de que la HDF-OL es una herramienta coste-eficaz y de utilidad para los sistemas sanitarios, por la reducción de la mortalidad asociada a su uso y los resultados obtenidos en términos de calidad de vida, hospitalizaciones y consumo de medicamentos. 
 
-¿Existen otras áreas de interés para la compañía? 
Nuestra experiencia nos ha permitido desarrollar productos altamente especializados para el fallo renal agudo multiorgánico o la plasmaféresis para pacientes críticos. Además, en los últimos meses estamos orientando nuestros esfuerzos con magníficos resultados a dos nuevas soluciones clínicas que pueden beneficiarse de la capacidad de innovación y de respuesta de Fresenius Medical Care. Se trata de la aféresis terapéutica y el uso de la diálisis peritoneal en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca refractaria. La absorción y eliminación de los lípidos de la sangre a través de la aféresis es una práctica ampliamente extendida en todo el mundo desde los años 80 para muy diversas patologías que ha demostrado ser especialmente útil para el control de los episodios cardiovasculares graves (infartos, anginas...) en los pacientes con hipercolesterolemia familiar, esto es en personas que presentan desde el nacimiento valores de LDL colesterol que duplican o triplican los de la población general y que no pueden ser controlados únicamente con fármacos. En el caso del tratamiento de la insuficiencia cardiaca refractaria, España está siendo pionera en el uso de la diálisis peritoneal como alternativa terapéutica en los pacientes que la padecen y son resistentes al tratamiento convencional con diuréticos. Los primeros estudios realizados mediante la aplicación de esta técnica parecen mostrar una reducción de más del 50% en episodios adversos clínicos tales como muertes y reingresos.
 
-¿Cuáles son los objetivos de la empresa para 2014, tanto en España como en todo el mundo? ¿Cuánto piensan crecer? ¿Tienen previsto lanzar nuevos productos?
España es uno de los mercados estratégicos de la compañía. Las características sociosanitarias y de organización del sistema sanitario convierten el mercado español en el escenario de elección para demostrar el coste-efectividad de nuestra visión integral del paciente renal. Tenemos intención de seguir afianzando nuestra red de clínicas con una inversión de más de 16 millones de euros en 2014, destinados tanto a la apertura de nuevos centros y remodelación de los ya existentes, como a centros hospitalarios para la incorporación de las más novedosas técnicas de diálisis. 

Contacta con Fresenius Medical Care

Validation Code: