Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Cirugía del pie mínimamente invasiva

Carlos Piqué Vidal, doctor en medicina y cirugía, es especialista en traumatología y ortopedia desde 1974. Hace más de quince años que la mayor parte de su actividad está dedicada a la cirugía percutánea del pie. Suma más de 6.000 intervenciones quirúrgicas de juanetes y relacionadas con las estructuras de los pies como metatarsalgias y espolones entre otras. Ha impartido charlas y cursos para enseñar y divulgar esta técnica y ha publicado trabajos científicos en revistas de prestigio internacional.

“Las dolencias o deformaciones del pie son muy habituales en las mujeres de más de 50 años, aunque las hay que las presentan mucho más jóvenes a causa de la herencia familiar”. Así lo manifiesta el doctor Carlos Piqué Vidal, traumatólogo especializado en la cirugía percutánea o mínimamente invasiva del pie. “Algunas actividades –asegura– facilitan la sobrecarga e inclinación del primer dedo hacia adelante, como ocurre en la danza de puntillas. Pero también el zapato de punta estrecha y tacón alto mayor de 5 cm produce un desplazamiento del pie y, en la punta del zapato, la parte delantera del pie se moldea a compresión”. 
 
Así pues, a los factores genéticos como predisposición se suman factores ambientales que acaban ocasionando desviaciones y afecciones generalmente muy dolorosas en los pies. “La cirugía mínimamente invasiva –añade el experto– nos permite hoy intervenir y resolver estas alteraciones de una manera sencilla y sin hospitalización, ya que el paciente suele salir del quirófano andando por su propio pie con la ayuda de un calzado especial”. 
 
Intervenciones poco invasivas para acabar con el dolor
 
A través de esta cirugía mínimamente invasiva se practican intervenciones de juanetes, metatarsalgias, juanetillos de sastre, espolones calcáneos y neuromas de Morton. Hay que tener en cuenta que muchas metatarsalgias van unidas a los juanetes porque son consecuencia de la tensión que sufren los metatarsos por esta desviación. Las metatarsalgias son una inflamación en la zona delantera de la planta del pie, en los denominados metatarsos o puntos de apoyo anteriores a los dedos, que provocan dolor. Se trata de un dolor que puede ser pasajero y ser fruto de una inflamación (artritis, neuroma de Morton), o bien ser crónico como consecuencia de la caída hacia el suelo de las cabezas de los metatarsianos por causa evolutiva, ya sea por laxitud de los ligamentos que mantienen los metatarsianos elevados o por el ensanchamiento del antepie con el desarrollo de un juanete. En las metatarsalgias se producen como defensa natural unas durezas en la planta del pie que son recurrentes y que en general aumentan el dolor en vez de disminuirlo. Esto limita la marcha hasta el punto de que a veces, el dolor es tan intenso que es preciso ponerse de puntillas o presionar mucho la planta en el suelo para que desaparezca. Hay metatarsalgias que pueden mejorar con plantillas o con un determinado calzado protector. Si todo ello no es suficiente se puede optar por la solución quirúrgica, que hoy en día puede ser llevada a cabo por técnicas mínimamente invasivas o percutáneas, con lo cual el postoperatorio es confortable.
 
 “Una sencilla anestesia local y algo de sedación, permiten al paciente seguir en estado consciente toda la intervención y finalmente es capaz de volver a casa por su propio pie y reincorporarse pronto a sus costumbres habituales, trabajo incluido”. Porque la cirugía mínimamente invasiva permite actuar en la estructura del hueso a través de una pequeña incisión de dos milímetros, y se sigue todo el proceso a través de una pantalla cuyo monitor es el denominado fluoroscán. 
 
Un postoperatorio indoloro
 
Los resultados de este tipo de cirugía son sorprendentes porque la mayoría de pacientes intervenidos ni siquiera necesitan calmantes en el período postoperatorio. El doctor Carlos Piqué Vidal, como decíamos, es experto en este tipo de cirugía del pie. Fue el primer traumatólogo de Catalunya en implantarla y el segundo de España. Su experiencia se remonta a más de dieciséis años, durante los cuales ha llevado a cabo una serie de trabajos de investigación que han sido publicados en las mejores revistas internacionales especializadas. Uno de ellos sobre la influencia de la herencia en el juanete fue publicado en Foot ankle international, un artículo que más tarde ha sido citado en una de las más modernas enciclopedias americanas de la especialidad, así como en la mayoría de artículos internacionales relacionados con estas afecciones. Y es que a su dilatada experiencia, se une su densa base de datos que fue la que permitió este interesante y fructífero trabajo.
 
“Nosotros mismos en colaboración con dos genetistas, la Dra. Maria Teresa Solé y el Dr. Jaume Antich –nos explica–, estudiamos en 2007 a tres generaciones de 350 familias de afectados y encontramos que el 90% de los pacientes en estudio tenían al menos un miembro de su familia afectado. También confirmamos que la herencia seguía un patrón autosómico dominante con una penetrancia incompleta del 56%, que pudimos cuantificar para la ciencia por vez primera. El 22,3% de los familiares de los pacientes padecían también la deformidad, con una relación del 30,5% de las mujeres familiares afectadas, frente al 10,5% de los familiares varones”. 
 

Doctor Carlos Piqué Vidal

C. Balmes, 205, 08011, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

Contacta con Doctor Carlos Piqué Vidal

Validation Code: