Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Antoni Esteve, Presidente de FARMAINDUSTRIA

“El sector farmacéutico actúa como locomotora en I+D pero no se nos percibe como tal”

Antoni Esteve es el nuevo presidente de la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica (Farmaindustria), la patronal del sector que agrupa a unos 240 laboratorios que representan aproximadamente el 98% de las ventas de medicamentos de prescripción en España. Designado en octubre en sustitución de Emilio Moraleda, Esteve quiere continuar con el tono reivindicativo que han caracterizado las peticiones de Farmaindustria en los últimos meses, como por ejemplo la solicitud realizada al Ministerio de Sanidad para anular los recortes en los precios de los medicamentos o la necesidad de adecuar el sistema de propiedad industrial al modelo de la UE.

Acaba de ser nombrado por amplio consenso presidente de Farmaindustria. ¿Cuáles son los retos más urgentes que tiene previsto abordar en estos dos años?
El reto principal para esta nueva etapa es poner a la industria farmacéutica en valor.  Actualmente está percibida de modo que no se corresponde con la realidad industrial y empresarial que representa, teniendo en cuenta su papel contributivo con la riqueza del país y en especial al  abordar uno de los temas de más interés social y público, como es la salud. Es un reto muy ambicioso por un lado, pero absolutamente necesario para que el desarrollo industrial farmacéutico pueda tener lugar en nuestro país del mismo modo que lo tiene en otros países más avanzados, aportando y contribuyendo a la riqueza nacional, en materia de empleo cualificado, de I+D, y en satisfacer las expectativas en términos de salud. Lógicamente todos los demás retos que puedan salir en esta etapa para mejorar la realidad del sector, deben estar alineadas con este objetivo.

-Es conocida su apuesta personal por la investigación en el sector. ¿Piensa que la industria farmacéutica recibe en cuanto a I+D  los apoyos necesarios?
Éste es otro de los puntos que considero claves. La industria necesita la investigación para desarrollarse y crecer, así como la sociedad necesita que la industria investigue. Estamos lejos de cumplir los acuerdos de Lisboa según los cuales hay que dedicar el 3% del PIB a investigación, y debido a esta falta de convergencia con los objetivos europeos el gobierno ha hecho propuestas claras para fomentarlo. Pero está costando mucho, y si debiéramos buscar un sector que estuviera haciendo el papel de locomotora, de empujar a la sociedad, ese es sin duda el sector farmacéutico. En materia de inversión privada representa casi el 20% del total nacional, y con unos crecimientos importantes. ¿Se nos percibe como el sector locomotora en materia del crecimiento de I+D ? Diría que no. 

 -Otro problema añadido al que se enfrentan los sectores que apuestan por la investigación es que legislación española actual no la favorece precisamente. Es más, la normativa de patentes es bastante disuasoria en este sentido…
Sí, es desfavorable. En España aún estamos en un proceso de alineación con la normativa, la ley de patentes internacional, y con los acuerdos tomados en la incorporación de España en la UE, que perdurarán hasta el año 2012 en materia de protección de patente de producto. Es necesaria de forma urgente una alineación rápida en materia de patente de producto, porque si no se preservan los intereses de la innovación en nuestro país, estamos apostando por algo no sólo contrario al programa Ingenio 2010, sino que frena de forma sustancial las inversiones en nuestro país en materia de I+D. Debemos fijarnos en los países avanzados y no establecer políticas cortoplacistas, encaminadas a proteger el gasto, si no se arruinará el esfuerzo en I+D.

 -La unidad del sector debe ser básica para llevar adelante los proyectos que se proponga Farmaindustria. En este sentido, ¿los laboratorios que fabrican genéricos comparten su posición sobre la normativa de patentes?
Está claro que hay compañías farmacéuticas, sectores industriales, que pueden resultar beneficiados de esta política. Es una cuestión de balances, de resultados a corto plazo. Nosotros como sector farmacéutico innovador entendemos que para que en el mercado exista un sistema estable hay que defender las patentes para recuperar las inversiones hechas en I+D y poder crecer y seguir invirtiendo, así como tener beneficios, necesarios para la actividad industrial. Una vez finalizada la vida de las patentes, debe haber una competencia de productos genéricos.
No es que la industria innovadora marque una política contraria a los intereses de los genéricos, al contrario, entendemos que deben aportar sus esfuerzos a la estabilidad. En cuanto a objetivos sectoriales y a largo plazo, los compartimos totalmente, cuanto más estable sea el mercado, pienso que será más atractivo tanto para un sector como para el otro.

-Otro punto que reivindica el sector es el tema de la bajada de precios que se ha hecho en los dos años precedentes.
Durante los dos últimos años hemos sufrido dos rebajas consecutivas de precios, para que el Ministerio pudiera disponer de unas políticas más claras en cuanto a contención de gasto, y en especial por los trámites de la Ley del Medicamento. Pensamos que fueron medidas coyunturales y deberían ser revisadas, previendo que esta contención del gasto va a tener su efecto muy importante a partir del 2007 con la entrada en vigor de los precios de referencia que afectan a un 25% de los productos farmacéuticos, lógicamente y teniendo en cuenta que según las previsiones el mercado crecerá un 1,5% de acuerdo con nuestros cálculos.

 -También es un tema polémico el  de la Ley del Medicamento es la prescripción por principio activo de los medicamentos. ¿En qué afecta al sistema sanitario y a la industria farmacéutica?
Es un planteamiento que puede generar graves carencias en cuanto garantizar la calidad de la asistencia farmacéutica al paciente; esto está técnicamente demostrado, además de ser una medida estrictamente economicista no válida y que pretende acelerar la participación en el mercado de los productos genéricos. Desde el sector innovador entendemos que esta medida, ya de por sí cuestionada, debe ser revisada por diversos motivos. Entre ellos, y el fundamental, es que no apoya a la estabilidad del mercado, ni a la innovación del sector farmacéutico, por lo tanto tiene unos efectos altamente negativos en la industria innovadora.

 -¿La estabilidad que requiere el sector se refiere también a la política estatal?
Es básico. El reto que abordamos es muy importante, trabajamos para conseguir una política de futuro, y para ello, necesitamos estabilidad: sólo en un sistema estable uno puede levantar la cabeza. Estamos comprometidos, ilusionados, y creo que seremos capaces de convencer al gobierno de Zapatero para generar una línea de trabajo de estas características. En cuanto a las CC.AA., tienen a su cargo en la actualidad la gestión del gasto sanitario, y los presupuestos, por lo tanto debemos convencerlas de la importancia que tiene para el sector farmacéutico la estabilidad de mercado. En España es importante que exista una homogeneidad en todos los territorios en cuanto al servicio en asistencia farmacéutica a nuestros conciudadanos. Vemos con preocupación cómo algunas Comunidades están desarrollando iniciativas individuales en medidas que les parecen más adecuadas para reducir gasto. 

-¿Cuál es su opinión sobre el estado actual del sector a nivel internacional, y sobre su futuro inmediato?
El sector está en un periodo de franca reconversión. Se demuestra más que nunca por cuestiones de negocio, ciclos de vida comercial de los productos, ritmos de innovación, etc… las compañías tienen y tendrán más éxito según su capacidad de aportar nuevos productos al mercado. Uno es capaz de comercializar tantos nuevos productos como éxito tenga en el I+D.  Y éste a su vez viene definido por la dedicación que se le hace, en temas de inversiones, estrategias alternativas, incorporación de nuevos talentos… hay una lucha abierta y muy competitiva por disponer de un portafolio atractivo en I+D que pueda atraer a las inversiones.
 Las compañías luchando por enriquecer este portafolio se han visto abocadas a llevar a cabo estrategias corporativas muy activas y muy intensas. Y esto comporta que estemos acostumbrados a ver cada día adquisiciones y fusiones de compañías. El mapa industrial está evolucionando, cambiando a un ritmo galopante.

-¿Cómo encajan en este futuro incierto las pequeñas y medianas empresas?
Esto cuestiona cuál es la capacidad competitiva en esta materia de  las compañías medianas y pequeñas, y abre grandes interrogantes y grandes retos. Los más positivos, entre los que me incluyo, pensamos que una buena gestión de la I+D no necesariamente está relacionada con el tamaño o la cantidad de recursos. Pienso que continúa habiendo oportunidades para compañías de tipo mediano o pequeño que sean capaces de incorporar nuevas tecnologías, desarrollar buenos talentos internamente, y gestionar con éxito su propia I+D. Vamos a ver si somos capaces, si nos permiten seguir siendo valientes, seguir creyendo que merece la pena estar en este grupo de optimistas.

_________________________
706 millones de euros en investigación
La industria farmacéutica española da empleo a 40.000 personas y ocupa el quinto lugar en el mercado europeo y el séptimo a nivel mundial. Además, es líder en I+D: sólo en 2005 el sector invirtió 706 millones de euros en investigación, el 5% más que el año anterior. De estos 706 millones, 300 millones se dedicaron a ensayos clínicos y un 39% a contratos de investigación en hospitales, universidades y centros públicos.
Sin embargo, la investigación puede verse afectada por las previsiones económicas del sector. Según un estudio de la consultora NERA para Farmaindustria, en el año 2007 habrá, por primera vez, tasas de crecimiento negativas, en términos reales, del -1,4%, lo que representaría que el gasto farmacéutico en España no superaría el 2%.

______________________________
Perfil
Licenciado y doctor en Farmacia por la Universitat de Barcelona, Antoni Esteve es presidente de los laboratorios Esteve desde 2005, empresa familiar en la que ha desarrollado su trayectoria profesional desde 1984. En este tiempo ha sido responsable del Departamento de Nuevos Productos, director de Marketing, director de la División Internacional, y miembro del Comité Ejecutivo y director del área Científico-Comercial. En 1997, fue nombrado Académico de la Real Academia de Farmacia de Catalunya. Entre sus objetivos al frente de Farmaindustria, están dar estabilidad al mercado y garantizar que éste favorezca una mayor política inversora.

Farmaindustria

Av. Diagonal, 361, 3r, 08037, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.farmaindustria.es

932 071 012

93 207 12 58

Contacta con Farmaindustria