Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

La D.O. Dehesa de Extremadura ampara los jamones producidos en uno de los ecosistemas mejor conservados de Europa

Extremadura, con cerca de un millón de hectáreas de dehesa constituye un paraíso ecológico, al contar con uno de los ecosistemas mejor conservados de Europa y donde conviven, de forma armoniosa, especies ganaderas (cerdo ibérico, oveja merina, vacuno retinto) con otras salvajes, que encuentran aquí un auténtico refugio.

La D.O. Dehesa de Extremadura cuenta con un Servicio Técnico Veterinario formado por personal cualificado, que controla en cada momento las etapas de producción del cerdo y la elaboración de los jamones y paletas. Todos los controles de calidad, desde el marcaje del animal en el campo, pasando por el precintado y el etiquetado final de las piezas amparadas por nuestro Consejo Regulador, son realizadas por nuestro personal, no delegando en persona ajena o interesada, con lo que se garantiza la seriedad en estos controles.

La D.O. Dehesa de Extremadura ampara tres calidades en la calificación de los animales y posterior certificación de las piezas: por un lado, el jamón y paleta de bellota, que proceden de animales que, teniendo un peso de entrada en montanera que ronda los 100 Kg., reponen en este régimen unos 60 Kg. de su peso de entrada. Se identifican con etiqueta y precinto de color rojo. En segundo lugar, el jamón y paleta de recebo, procedente de animales que deben reponer en régimen de montanera, como mínimo, 30 Kg. siendo ayudados en su cebo con piensos autorizados por el Consejo Regulador reponiendo entorno a otros 30 Kg. Se identifican con precinto y etiqueta de color verde. Por último, el jamón y paleta de cebo, identificados en este caso con precinto y etiqueta amarillos y procedentes de animales cuya alimentación se lleva a cabo con pastos naturales de la dehesa y piensos autorizados, en condiciones de extensividad estricta.
Las estadísticas de los últimos años reflejan el crecimiento que han tenido los productos de esta D.O. en cuanto a su comercialización: mientras que en la campaña 1998-1999 se precintaron 49.597 piezas de jamón, esta cifra creció hasta las 68.012 dos años más tarde, siendo de 89.435 la cifra de unidades producidas en la última campaña. Con todo, el máximo lo encontramos en el periodo 2000-2001, cuando se precintaron 96.968 piezas, siendo siempre el número de paletas similar al de jamones.
Como apunte final defender la bondad del producto en cuanto a salud se refiere, pues tras estudios realizados se comprobó que es un alimento cardiosaludable, sobre todo aquel procedente de animales alimentados exclusivamente con bellotas y pastos naturales.