Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Javier Alén, Director general de Bodegas Viña Meín

"La treixadura lo es todo en Viña Meín"

La D.O. Ribeiro tiene uno de sus mejores exponentes en Viña Meín, una bodega situada en la localidad orensana de Leiro. Junto a ésta se encuentran sus 16 hectáreas de viñedos propios donde la variedad estrella es la treixadura, la uva más autóctona de la zona del Ribeiro. Su nacimiento, en 1987, es fruto del deseo de un grupo de amigos de elaborar vino para su consumo particular. Pero esa idea original ha pasado a convertirse en un proyecto empresarial fuerte y competitivo. Su facturación anual se sitúa entorno a los 500.000 euros y en los próximos dos años esperan aumentar su producción hasta las 180.000 botellas.
-Viña Meín nació como una afición de amigos pero, ¿cuáles son sus objetivos en la actualidad?
Nuestro objetivo es ser la  bodega más moderna y con la mejor tecnología en cuanto a maquinarias, tratamientos y enología para convertirnos en el motor de la exportación de los vinos de Ribeiro. De hecho exportamos un 20% y nuestro objetivo es llegar a exportar un 50% de nuestra producción máxima. Actualmente elaboramos 100.000 botellas al año, pero cuando den sus frutos las nuevas viñas que hemos plantado el pasado año podremos estar en esa producción, elaborada exclusivamente con uva de nuestros viñedos.
-La treixadura es la uva que más cultivan, ¿qué características ofrece esta variedad?
El 80% del cultivo es treixadura, un 10% godello y el otro 10% restante es una proporción variada de loureira, torrontés, albariño y lado. La treixadura es la uva más antigua y autóctona de la zona del Ribeiro, ya que comenzó a plantarse en el siglo XI. Esta uva es la que le da el carácter que tiene el vino, siendo afrutado pero seco a la vez, con grandes toques aromáticos. Fue la variedad que escogimos porque sabíamos que era la más poderosa y la que mejor se había adaptado al terreno y clima de la zona.
-¿Qué factores son los que más inciden a la hora de conseguir un buen caldo?
Fundamentalmente el cuidado de la uva en la viña. Esto es básico para que la treixadura se vendimie en el momento de maduración y grado idóneos. Si no la uva no ofrece todo lo que tiene que dar. Y después que la enología sea la adecuada. Para ello, nosotros hacemos la maceración en frío, una técnica que pocos utilizan en la zona.
-¿En qué consiste este sistema de maceración en frío?
Se utilizan unas máquinas especiales, llamadas maceradores, que son unos depósitos especiales que guardan una temperatura y donde la uva está en reposo durante ocho horas. De esta forma, el mosto se decanta por gravedad y junto a los hollejos hacen que las propiedades y cualidades de la piel de la uva se transmitan, prolongando así el aroma y el sabor.
-Además de los vinos, ¿elaboran otros productos adscritos a la D.O.?
Embotellamos entre 500 y 1.000 litros de aguardiente que elaboramos desde hace cinco años.
-¿Cuáles son las previsiones de futuro para los próximos años?
Nuestro futuro es llegar a las 180.000 botellas y estabilizarnos en esa producción porque no haremos más plantaciones ni ampliaremos la bodega. Viña Meín siempre será un proyecto circunscrito a nuestras propias plantaciones. El objetivo es mantener ese nivel pequeño de producción para poder controlar y mantener la calidad.

Viña Meín

C. Meín, s/n - San Clodio, 32420, Leiro, Ourense, España

915 768 898

915 761 019

Contacta con Viña Meín