Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Los más pequeños también deben proteger su vista

Bushnell distribuye gafas de sol de las marcas Cébé y Bollé, entre las que se encuentran algunas destinadas a los niños

Las gafas de sol infantiles, más que una moda, son una necesidad. Los oftalmólogos recomiendan proteger los ojos de los niños día a día, ya que son muy sensibles a los rayos ultravioletas. Las largas exposiciones, al igual que pasa con la piel, no son recomendables y, cuando llega el buen tiempo o la temporada de nieve, los riesgos se incrementan. Bollé y Cébé han diseñado gafas de sol modernas a la vez que resistentes con una alta tecnología en lentes y monturas para que los más pequeños tengan siempre su vista protegida.
La  vuelta al cole implica volver a la rutina y a los estudios, pero siempre queda un rato libre para jugar y disfrutar en el parque con los amigos. Pese a que las vacaciones estivales se han acabado, los pequeños siguen expuestos a las radiaciones ultravioletas cada vez que salen a la calle y no debemos bajar la guardia en lo que a la protección respecta. Cébé y Bollé han diseñado colecciones de gafas de sol destinadas a los niños para que puedan ir a la moda además de protegidos.

Cébé
Para los más pequeños (hasta cuatro años), Cébé apuesta por modelos como Kanga que incorporan una montura de silicona que permite ser retorcida sin romperse y evitando que los niños se puedan hacer daño. En este tipo de diseños, las bisagras de las monturas son extra flexibles para evitar que se rompan. Además de la gran calidad óptica que tienen todos los modelos Cébé, los destinados a los pequeños incluyen una cinta elástica para que los niños no pierdan las gafas. Y como la protección es lo más importante y los ojos de los pequeños son muy sensibles a la luz azul hasta que terminan su desarrollo (14 años), Cébé monta en estos modelos lentes de Melanina, que ofrecen la máxima protección existente en el mercado.

Bollé
Siempre a la vanguardia de la innovación, el diseño y la moda, Bollé apuesta por la colección Kids, en la que ofrece la misma protección UV, durabilidad y resistencia a los impactos que en las gafas para adultos, con un aspecto moderno y deportivo que es perfecto para cualquier actividad al aire libre en cualquier época del año. El modelo Bollé Prince, destinado a niños de siete a diez años, incorpora una montura de nylon, más ligera, duradera y flexible, además de unas almohadillas de nariz y unas patillas hidrofóbicas que evitan que las gafas se resbalen y se muevan de su lugar. Las lentes, de policarbonato y graduables, protegen de mucho más que simplemente la luz solar. Éstas están perfeccionadas con una capa protectora en ambos lados de la lente para protegerlas contra las ralladuras.
____________________________________
Cómo elegir las gafas
A la hora de elegir las gafas adecuadas, los padres han de tener en cuenta que las gafas no son un juguete. Habitualmente, las gafas de sol homologadas con todas las garantías llevan un sello de la Comunidad Europea, así como una etiqueta que indica qué clase de protección provee y la categoría de su filtro. Además de explicarle al niño los beneficios de su uso, los padres deben fijarse en la resistencia de las monturas y de las lentes, además de la calidad de estas últimas para que les protejan los ojos a la perfección.

Contacta con Bushnell